Turismo

La chíchamaya, un monumento que rinde homenaje al pueblo guajiro

Redacción

12/01/2018 - 10:10

 

La Chichamaya de Valledupar

 

Dentro de la veintena de monumentos de la ciudad de Valledupar, hay uno que pasa muy a menudo desapercibido. Se trata de la Chichamaya: una escultura en bronce situada cerca de la Villa Olímpica.

Su autora, Elma Pignalosa, es una escultura bogotana que ha contribuido especialmente al desarrollo del patrimonio en Valledupar. Es también la autora de Los Galleros: una obra expuesta en una de las rotondas más concurridas de la capital del Cesar.

Pero en este artículo queremos centrarnos en el significado de la Chichamaya y conocer el origen de la palabra. Si indagamos en su origen descubrimos que se refiere a una danza  de la etnia wayuu, oriunda de la Guajira.

Esta danza representa una auténtica lucha entre el hombre y la mujer en la cual aparecen muchos elementos de la vida familiar en la Guajira (que hacen referencia a la pareja o la poligamia).

En pleno baile, las mujeres se suceden para atacar a los hombres con el fin de mantener un equilibrio simbólico. En la práctica, existen muchos otros significados como el de marcar positivamente el inicio de un matrimonio, el comienzo de la etapa de una mujer o los éxitos económicos dentro de una comunidad.

Esta danza encierra muchos misterios espirituales ya que los chamanes wayuu la solicitan para curar a algunos habitantes o llamar a ciertos espíritus. Por ese motivo, la Chichamaya puede considerarse un baile de múltiples significados que ayuda a organizar la vida cotidiana de las poblaciones indígenas.

Pese a su larga edad y la cercanía con otras civilizaciones, la danza chichamaya sigue siendo una de las expresiones colectivas más populares en la actualidad. Se practica con mucha frecuencia y permite la conservación de algunos elementos identificativos de la región como la caja, la casera (los palos con los que se toca la tambora), el Pioui (el círculo para danzar), la Kialoja (un pañuelo largo) y el Paluse (pintura facial).

La presencia del monumento de la Chichamaya en Valledupar recuerda la cercanía de la Guajira y su importante legado en la cultura local. Es un reconocimiento a las culturas indígenas: esenciales en la identidad cesarense.

 

PanoramaCultural.com.co 

2 Comentarios


Carolina Guerrero 03-06-2016 11:46 PM

me gusto aunque no sirvio `para nada esto

karolay 03-06-2016 11:51 PM

muy interesante no sabia nada esto me gusto y oye carolina no tienes que ser tan directa a las personas no les importa si te sirvió o no solo como te pareció. ten lo en cuenta para la próxima carolina

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

El Parque Tayrona: la gran atracción natural del Caribe

El Parque Tayrona: la gran atracción natural del Caribe

  El parque natural Tayrona puede considerarse una de las grandes maravillas de Colombia y Latinoamérica. El mismo actor alemán Kla...

El monumento al Cacique Upar y el símbolo de un valle

El monumento al Cacique Upar y el símbolo de un valle

  A pocos metros de la Terminal de Transporte de Valledupar, el gran Cacique Upar exhibe su valentía. Con una mano llama a sus segui...

9 países muy ricos que caben en tu barrio

9 países muy ricos que caben en tu barrio

No es una novedad que las riquezas del mundo están distribuidas de forma poco equitativa. Así es que en algunas zonas hay mucho diner...

El Carnaval de Barranquilla, Patrimonio de la humanidad

El Carnaval de Barranquilla, Patrimonio de la humanidad

En estos días de Febrero tiene lugar en la costa colombiana una de las celebraciones más vibrantes de América Latina: el Carnaval de...

Tres ejemplos de lo que es un City break

Tres ejemplos de lo que es un City break

El cliché de las vacaciones divertidas al sol, en una playa concurrida, con un grupo de amistades o familiares se está diluyendo. Exi...

Lo más leído

El chocolate: otra gran historia americana

José Luis Hernández | Historia

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

La pelea del siglo

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

La historia de la arepa de huevo en Luruaco-Atlántico

Álvaro Rojano Osorio | Gastronomía

Soy, de Leandro Díaz

Gustavo Martínez Rubio | Música y folclor

De tamboras, ortofónicas y picós

Diógenes Armando Pino Ávila | Música y folclor

La Junta llora la muerte del eterno ”Médico del pueblo”

Juan Rincón Vanegas | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados