Turismo

Cesar, provincia de poetas y del realismo mágico

Enrique Córdoba

23/05/2014 - 11:40

 

La Mina / Foto: PanoramaCultural.com.coQuien visita El Cesar queda seducido por un lugar de pueblos mágicos rodeado de serranías, cañaguates, juglares y músicos. Cualquiera canta, compone, versea e improvisa a cualquier hora del día o de la noche. Yo vi cantar a hombres y mujeres, sin importar que fuera empresario, estudiante o taxista o si era lunes o domingo.

Ubicado en el noroeste de Colombia, Cesar es un departamento de un millón de habitantes, que ostenta el récord de poseer la mayor concentración mundial de poetas, acordeones y acordeoneros. Valledupar, la capital, es la meca del vallenato, la música colombiana más difundida dentro y fuera del país. La poesía de la música vallenata adquiere vida y se puede tocar cuando se recorre la geografía del Cesar. “Patillal es como una melodía, que al oirla nos provoca cantar”, entonó María Elisa Ayala, la guía de Paseovallenatotour.com al llegar al poblado romántico, donde nació Rafael Escalona: el más popular de los compositores vallenatos.

Carrizal de La Junta es la cuna del gran fenómeno artístico: Diomedes Díaz, cantautor fallecido inesperadamente en diciembre del 2013. “La Ruta de Diomedes es un homenaje a este mito de la música vallenata”, expresó el vallenatólogo Luis Mendoza Sierra, autor de El silencio del coloso.

Cuando vi el río Badillo, el cauce de La Mina y el río Manaure descubrí la fuente que inspiró a García Márquez para escribir al inicio de Cien años de Soledad: “…un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos”.

El Cesar posee el privilegio de tener dos entradas a la Sierra Nevada de Santa Marta: Atanquez y Pueblo Bello. Habitan indígenas kankuamos, wiwas y arhuacos y su capital ritual es Nabusímaque. “Llevo medio día de camino”, respondió Baltazar Daza, de la étnia wiwa a quien encontramos trasegando por el camino.

Omaira Pedraza propietaria de Café Don Valle nos llevó a Manaure, a media hora de Valledupar. Agradable clima fresco y vegetación de la Serranía de Perijá. “Al pasar la montaña a 20 kilómetros está Machiques, Venezuela”, dijo Rodrigo Gómez dueño de las cabañas. Llegó hace 26 años, se enamoró del paisaje y se quedó a orillas del río Manaure.

Visitas imperdibles: el Museo del Vallenato organizado por Beto Murgas, la Academia de Música vallenata Andrés “El Turco Gil”, los artesanos y pintores de Calle Grande, La Casa de Bahareque, los callejones de la Purrututú y el balneario del río Guatapurí.

El turismo musical se da cita a fines de abril en el Festival vallenato, pero esta provincia ofrece eventos culturales y folclóricos, los 365 días del año, manifestó Adela Becerra de la Alianza Turistica Vallenata. Agremia un amplio sector de hoteles, restaurantes y operadores turísticos que promueven el turismo nacional e internacional con el apoyo de Cielo Gnecco de Monsalvo, primera dama del departamento, Liana Castro coordinadora de turismo, IDECESAR y la Gobernación cesarense.

Visítelo, el Cesar es como una fantasía.

 

Enrique Córdoba

enriquecordobaR@gmail.com

Acerca de esta publicación: El reportaje “Cesar, provincia de poetas y del realismo mágico” del periodista y cronista colombiano Enrique Córdoba –publicado con anterioridad en El Nuevo Herald de Miami–, fue escrito tras un viaje organizado en abril-mayo 2014 por el Cesar (Colombia).

Sobre el autor

Enrique Córdoba

Enrique Córdoba

Viajes

Enrique Córdoba es periodista, ex-diplomático y escritor colombiano. Cumple 50 años de trajinar por 117 países del mundo, 25 de ellos informando -en vivo y en directo- a su fiel audiencia de “Cita con Caracol”, su programa de radio que, desde Miami, cubre el Sur de la Florida. Como autor ha dejado huella de sus experiencias y aventuras en cuatro libros de crónica: “Cien voces de América”, “Mi pueblo, el mundo y yo”, “Te espero en la frontera” y “El Marco Polo de Lorica”.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El interés turístico del Mundial de Acordeones de Valledupar

El interés turístico del Mundial de Acordeones de Valledupar

Sabíamos que el Quinto Mundial de Acordeones de Valledupar –que acontece entre el 19 y 22 de Junio de este año– había llamado la...

El cerro de las Antenas y las vistas de Valledupar

El cerro de las Antenas y las vistas de Valledupar

Existe un lugar tranquilo y retirado para escrutar la ciudad de Valledupar. Más que un simple mirador, puede ser el motivo de una excu...

Valencia de Jesús, el edén musical de Calixto Ochoa

Valencia de Jesús, el edén musical de Calixto Ochoa

  En la época prehispánica, Valencia de Jesús era un paraje de indígenas Chimilas; estaba rodeada de fértiles  llanuras, conoci...

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

Atánquez es un pueblo de arquitectura colonial, con callecitas empinadas, de piedra, que se abren paso entre los cerros surorientale...

Tres lugares emblemáticos del Festival vallenato

Tres lugares emblemáticos del Festival vallenato

  A lo largo de los más de cincuenta años de vida del Festival de la Leyenda Vallenata, algunos escenarios de la ciudad de Valledup...

Lo más leído

La lúcida pasión de escribir

Antonio Acevedo Linares | Literatura

La chicha: historia de una bebida americana

José Luis Hernández | Historia

Los cuentos, esas pequeñas grandes historias

Almudena Gonsálvez López | Literatura

Acerca de la literatura infantil en el Cesar

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Viajar con Yamith

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

Derechos humanos vs Barbarie

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados