Turismo

Taganga, una playa de encanto en el Caribe colombiano

Juan Zaffora

04/07/2014 - 11:25

 

Este pequeño poblado de pescadores, ubicado a sólo diez minutos de Santa Marta (Magdalena), atrapa por su parsimoniosa vida y su ambiente relajado y cordial.

El “rincón de mar entre montañas”, como significa su nombre, es un pueblo austero, cálido y a la vez encantador por su particular geografía.

Los cerros poseen diversas especies de vegetación baja, desérticos, con algunos cactus que se asoman, y cambian de color según la época del año. Varían entre amarillos, ocres y distintas tonalidades de verdes según las lluvias. El contraste con el agua color esmeralda de la pequeña bahía que baña sus costas es maravilloso en cualquier época del año.

Llegar a Taganga es muy sencillo: en la ciudad de Santa Marta se toma una buseta que por un poco más de mil pesos llega al pueblo, como si fuera un barrio más de la ciudad. La frecuencia de este transporte es relativamente alta por lo que se puede ir y volver al pueblo varias veces al día.

La principal actividad de los pobladores de Taganga es la pesca. En su playa se observan amarrados todo tipo de botes que salen muy temprano a obtener el precioso alimento del mar y van regresando a medida que pasan las horas.

El turismo es en la actualidad la segunda actividad del lugar. Se encuentran varios lugares para alojarse, sobre todo de bajo costo. Los hostales y alojamientos baratos están a la orden del día, y es interesante observar como la mayoría de estos lugares fueron creados por extranjeros que, al visitar Taganga se enamoraron del pueblo y decidieron establecerse allí.

Para los que desean alojamiento de mayor nivel, hay mucha variedad en la vecina ciudad de Santa Marta, uno de los principales destinos del Caribe colombiano.

La gastronomía es otro de los puntos fuertes de Taganga. El pueblo alberga gran cantidad de lugares para comer, especialmente distintas preparaciones de pescados y mariscos, lo típico del lugar.

Finalmente, para los más deportistas, el pueblo también ofrece gran cantidad de operadores de buceo. Es recomendable utilizar los servicios de los lancheros para elegir los mejores lugares.

 

Juan Zaffora


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

Cucambas, diablos y negros danzan en Atánquez

Atánquez es un pueblo de arquitectura colonial, con callecitas empinadas, de piedra, que se abren paso entre los cerros surorientale...

Badillo fue testigo de que la custodia nunca se perdió

Badillo fue testigo de que la custodia nunca se perdió

El forastero regresó a Badillo, halado por el indescifrable encanto que encuentra en muchos pueblos del Caribe colombiano, como este...

Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”

Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”

En los últimos días del Festival Vallenato 2013, el museo del acordeón dio sus primeros pasos para recibir al presidente de la fábr...

Río de Oro, un edén en los confines del Cesar

Río de Oro, un edén en los confines del Cesar

  El departamento del Cesar (Colombia) es una tierra de contrastes que alberga en su zona más septentrional un paraíso de tranqui...

Guatapurí y Chemesquemena: dos perlas del resguardo kankuamo

Guatapurí y Chemesquemena: dos perlas del resguardo kankuamo

El territorio kankuamo en la Sierra Nevada alberga joyas inesperadas y relucientes. Pueblos pequeños, de difícil acceso, que siguen c...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube