Turismo

La Iglesia Inmaculada Concepción, en Valledupar

Redacción

08/08/2012 - 11:12

 

Iglesia Inmaculada Concepción (Valledupar)Desde la esquina de la plaza Alfonso López, a un costado de la tarima “Francisco el Hombre”, la Iglesia de la Inmaculada Concepción ejerce un poder visual sutil y cautivador.

Reconocible por su torre y la amplia entrada, es uno de los edificios más destacados de la ciudad de Valledupar. Su presencia otorga un carácter histórico a una plaza que cada año se convierte en el centro de culto con la celebración del Santo Ecce Homo.

Pero, más que un centro de culto, es también un lugar de encuentro. Un elemento romántico y popular en un entorno abierto  y visible. Un vestigio de la historia de Valledupar y el testigo de los episodios más notables de sus destacadas personalidades.

Fue durante mucho tiempo la única parroquia de la ciudad. Inicialmente, fue levantada en el lugar donde hoy se encuentra la sede del Concejo Municipal. Allí, cuando todavía se la conocía como la Iglesia de los Reyes Magos, ocupaba un lugar más céntrico y notable pero la historia quiso que se trasladara a la esquina que hoy la acoge.

El motivo de ese traslado es una revuelta de los indios Tupes  en pleno siglo XVII.  Los incendios propiciados en aquella época afectaron notablemente la estructura del edificio forzando su reconstrucción.

Los padres capuchinos aprovecharon el traslado para sustituir la advocación de los reyes magos y pusieron como patrona a la Inmaculada Concepción. Aún así, se conserva el altorrelieve de la adoración de los magos en la parte superior del retablo restaurado, cerca de la imagen central: la Virgen María.

La Iglesia ha conocido desde entonces tres restauraciones. La última fue realizada en 2001-2002 bajo las instrucciones del Ministerio de Cultural –que la declaró bien de interés cultural– y se centró en los retablos (estudios, diseño e intervención) y esculturas (estudios e intervención).

En el interior de la Iglesia Inmaculada Concepción, en una sala sobria y de estilo moderno, podemos apreciar la capilla del Santo Ecce Homo que significa “He aquí el hombre” y representa al señor coronado de espinas, una caña como cetro y una capa de púrpura.

El Santo Ecce Hommo es el patrono de Valledupar y su imagen venerada masivamente en la región sale cada año durante el lunes santo para encontrarse con el fervor de sus seguidores.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”

Beto Murgas: “El Museo del Acordeón tiene muchos atractivos”

En los últimos días del Festival Vallenato 2013, el museo del acordeón dio sus primeros pasos para recibir al presidente de la fábr...

El Parque Cultural del Caribe, el primer museo regional de Colombia

El Parque Cultural del Caribe, el primer museo regional de Colombia

Recordar la grandeza y decadencia de las etnias indígenas de la costa Caribe, entender el abismo que existe entre las creencias europe...

Corpus Christi en Atánquez

Corpus Christi en Atánquez

Patrimonio cultural de la humanidad que en Atánquez se conserva, se quiere y se defiende. Es la fiesta donde cada año se fortalece l...

Patillal, una tierra de compositores

Patillal, una tierra de compositores

A pocos kilómetros de Valledupar, yendo por los viejos caminos a la Sierra Nevada, y pasando por La Mina y Atánquez, se encuentra el ...

"El Cesar es una tierra única en la expresión folclórica y cultural"

El turismo se afirma cada vez más como una de las grandes fortalezas del departamento del Cesar. Mientras se concretan proyectos de in...

Lo más leído

El origen de la palabra Macondo

Katherine Ríos | Literatura

Dentistas y sacamuelas

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

La dinosaúrica costilla del Che

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Presente y futuro de Valledupar

Camilo Pinto Morón | Opinión

El que se fue y el que llegó

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La literatura como espacio de significación

Caterine Pardo Mojica | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube