Turismo

Atánquez, la ciudad capital del resguardo kankuamo

Redacción

30/08/2019 - 07:30

 

Atánquez, la ciudad capital del resguardo kankuamo
Las calles de Atánquez, Cesar / Foto: Panoramio

A una veintena de kilómetros de las colinas de La Mina, en la periferia de Valledupar, el corregimiento de Atánquez representa uno de los principales asentamientos kankuamos de la Sierra Nevada.

Es la puerta de entrada a una de las culturas indígenas más importantes de la región pero también una apertura sobre la historia más reciente de un pueblo que lucha por revivir y mantener su esencia.

El nombre de “Atánquez” refleja ese esfuerzo cotidiano y comunitario que impera hoy en el pueblo. Su raíz procede de una vieja tradición kankuama que alaba el “trabajo, la lucha y la defensa”.

El camino tortuoso –y muchas veces abrupto– recorre una zona árida y montañosa atravesada por el río Candela. Este encuentro da origen a uno de los paisajes más hermosos del Cesar con unas vistas infinitas sobre el Valle y los cerros que lo rodean.

La angosta carretera impone un ritmo sosegado. Idóneo para disfrutar de la vista,  recorrer el panorama en busca de un detalle insólito y aclimatarse a la vida comunitaria de este resguardo.

Atánquez es un pueblo de poco más de 6000 habitantes, alejado del barullo y la actividad que caracterizan ciertos barrios de Valledupar. A 1700 metros de altitud, y protegido por una cadena montañosa de un verde intenso, el pueblo exhala unos aires de tranquilidad y espiritualidad incomparables.

De entrada nos acogen unas calles empedradas y el cementerio central. A un lado se ubica el cuartel de la policía y a otro el busto de Simón Bolívar. Todo parece haberse detenido en el tiempo y, aún así, todo brilla por su estado de extremo cuidado.

Los desniveles del entramado urbanístico son una característica local. Para llegar hasta aquí es imprescindible tener un vehículo que sepa aguantar y arrancar entre las plataformas que van formándose en el laberinto de viviendas.

La plaza mayor es el lugar más simbólico del pueblo. Su atractiva arborización y la cercanía de la iglesia hacen de ella el punto de encuentro para jóvenes y familias. Los bancos permiten disfrutar sentado de un instante de contemplación.

La plaza de Atánquez es también el escenario de una de las celebraciones culturales y folclóricas más representativas de esta región: la fiesta del Corpus Christi que se celebra en pleno mes de Junio. Durante ese periodo, todo el pueblo y muchas poblaciones aledañas se encuentran para festejar según el rito kankuamo. Como bien lo describe Graciela fuentes, es “el encuentro del pueblo con su espiritualidad, creencias y tradiciones”.

Visitar Atánquez requiere el tiempo necesario para apreciar la paz que lo colma, embeberse de ella, y recorrer los pequeños locales en busca de los dulces tan preciados o de esas mochilas únicas tejidas con una experiencia milenaria.

Muchos dicen que como la mochila atanquera no hay ninguna… y es que puede requerir una semana de trabajo entera.

 

PanoramaCultural.com.co

 

1 Comentarios


Mike 09-03-2016 02:25 PM

Atanquez no es municipio sino corregimiento de Valledupar y su altitud esta errada. Se encuentra a poco menos de 900 metros de altitud.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Providencia y Santa Catalina, el secreto del Caribe

Providencia y Santa Catalina, el secreto del Caribe

La isla de San Andrés es, desde hace muchos años, una especie de walhaya criollo para los colombianos, destino ideal para las lunas...

Comfacesar, el gran operador turístico del Cesar

Comfacesar, el gran operador turístico del Cesar

  Con medio siglo de vida institucional, la Caja de Compensación Familiar del Cesar (Comfacesar) enfoca buena capacidad de su engr...

Magangué, la capital de los ríos en Colombia

Magangué, la capital de los ríos en Colombia

  Magangué es un ejemplo de lo accidentada que ha sido la historia del río Magdalena y su aprovechamiento para el comercio del paí...

Semana Santa de Guamal: una tradición centenaria por conocer

Semana Santa de Guamal: una tradición centenaria por conocer

  Durante la Semana Santa, la Costa se perfila como uno de los principales destinos turísticos del país, conjugando su riqueza cu...

San José de Oriente, un remanso de paz en el Cesar

San José de Oriente, un remanso de paz en el Cesar

Ubicado a poco más de treinta minutos de Valledupar, y a 15 kilómetros de La Paz, el pueblo de San José de Oriente se asemeja a un t...

Lo más leído

¿Qué es la oralidad?

Javier Zamudio | Patrimonio

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Los mil y un ojos de Leandro

Henry Vergara Sagbini | Música y folclor

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados