Turismo

4 rutas ecoturísticas en el Caribe colombiano para enamorarse de la naturaleza

Redacción

12/06/2020 - 04:05

 

4 rutas ecoturísticas en el Caribe colombiano para enamorarse de la naturaleza
Arriba izquierda: Alta Guajira. Arriba derecha: Parque Tayrona. Abajo izquierda: Pueblo Bello. Abajo derecha: El volcán del Totumo

 

En los últimos años, el turismo verde o ecoturismo se ha hecho visible en numerosas iniciativas, charlas y propuestas que buscan fomentar el Turismo en Colombia, pero nunca antes el Turismo ecológico se había hecho tan necesario. Con las inquietudes generadas por el Coronavirus, el turismo verde o de naturaleza ofrece las mejores garantías de tranquilidad, higiene, libertad, exploración y distanciamiento social.

El ecoturismo –que también incluye el turismo de aventura– es una práctica que invita a reconciliarse con los ambientes naturales, a aprender sobre sí mismo, pero también sobre la conservación del medio ambiente y la existencia de otras culturas.

En la costa Caribe de Colombia, podemos destacar cuatro departamentos con rutas variadas y atractivas que pueden interesar un público familiar a nivel nacional e internacional. Prepárense para descubrir nuevas experiencias de Turismo en Colombia -a las que se puede acceder con Credy-, y, al mismo tiempo, la riqueza natural de 4 departamentos diferentes:

1-. La aridez de los paisajes del norte de la Guajira brinda unas vistas y unos escenarios extraordinarios que pueden enamorar y deslumbrar a cualquier visitante. Desde el Santuario de los Flamencos, pasando por el Cabo de la Vela y punta Gallinas, la Alta Guajira ofrece muchos espacios para sorprenderse con la naturaleza y sacar la parte más exploradora de un viajero. También subyuga la soledad y variedad de sus costas, como, por ejemplo, la Bahía Hondita o la Playa Arcoiris, escenarios que alegran la península de la Guajira y pueden recorrerse en vehículo.   

Estos desiertos del norte hospedan al pueblo wayúu, la comunidad indígena más importante de Colombia. Sus fuertes tradiciones sociales y culturales ancladas en el centro de sus territorios hacen de este viaje una verdadera aventura humana que invita a cuestionarse sobre el pasado, presente y futuro de Latinoamérica. Para acceder a estos lugares es preciso viajar a Riohacha y, luego, desplazarse en carretera. Numerosos Tours operators ofrecen sus servicios y planes de estadía.

2-. El Parque Tayrona, en el Magdalena, regala algunas de las vistas más hermosas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Los contrastes que forman la montaña y mar, la vegetación y las playas hablan también de la relación que nutren los indígenas de la región con la naturaleza. Aquí pueden apreciarse todavía algunos de los lugares sagrados y una Ciudad Perdida (también conocida como Teyuna) que fue olvidada con los tiempos de la colonia y redescubierta a lo largo del siglo XX.

La ruta Tayrona, más allá del Parque Natural, ofrece multitudes de albergues y hostales acogedores para hospedarse y perfilar la ruta según las preferencias y las ganas de ejercicio. Santa Marta es, en este caso, la parada más apropiada.   

3-. La frescura de Manaure y Pueblo Bello, en el departamento del Cesar, se ha afianzado en los últimos años como un gran destino ecoturístico de la costa Caribe. Manaure Balcón del Cesar, ubicado en la Sierra del Perijá, ofrece grandes senderos y vistas asombrosas sobre una vegetación de verde intenso. El avistamiento de aves ha ganado mucho protagonismo mientras numerosos albergues y locales del centro del pueblo ofrecen nuevas habitaciones y propuestas culinarias.

Pueblo Bello, por su lado, se encuentra en la Sierra Nevada de Santa Marta y brilla por su carácter arhuaco, el olor a mandarina, y la paz de sus vistas a la montaña. El río y los distintos senderos ofrecen grandes alternativas de salida y ejercicio. Ambos lugares son idóneos para el deporte y para el descanso. A ambos se llega por Valledupar, la capital del Cesar.

4-. Las extravagancias naturales del Bolívar no terminan de sorprender. Como primer ejemplo: el volcán del Totumo, situado en Santa Catalina (Bolívar) puede considerarse uno de los destinos más insólitos de Colombia. Este volcán lleno de lodo ofrece baños naturales que ayudan a relajarse y ganar fuerzas. Pero también está el Parque Santuario de fauna y flora de los Colorados, en los Montes de María: un conjunto submarino considerado la plataforma coralina más extensa del Caribe continental colombiano. Es una bella atracción para parejas jóvenes y familias. Ambas ofertas se acceden fácilmente desde Cartagena de Indias.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Un paseo por Santa Marta y su centro histórico

Un paseo por Santa Marta y su centro histórico

En sus calles nace el sentimiento de un pasado glorioso. Santa Marta no fue cualquier ciudad, y menos a la vista de lo que hoy puede ...

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Talaigua, el pueblo de mis entrañas

Cada vez que tengo la oportunidad de viajar a Talaigua y permanecer allí algunos días, es inmensa la felicidad que me abruma y desbor...

El pueblo de Badillo y su tesoro oculto

El pueblo de Badillo y su tesoro oculto

A escasos kilómetros de Valledupar, siguiendo la carretera que dirige a Patillal, el pueblo de Badillo encubre un legado histórico im...

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander

Rebasando los límites del Cesar, a pocos kilómetros del municipio de Río de Oro, Ocaña nos recibe con una calidez típica del Norte...

Siete lugares asombrosos para visitar en Colombia

Siete lugares asombrosos para visitar en Colombia

Los viajes a destinos originales ganan peso en Colombia. La estimulación del turismo de aventuras y cultural han hecho que ciertos des...

Lo más leído

El chocolate: otra gran historia americana

José Luis Hernández | Historia

Historia de un mestizaje en la Alta Guajira

José Trinidad Polo Acuña y Diana Carmona Nobles | Pueblos

Los secretos del sombrero vueltiao

Augusto Amador Soto | Patrimonio

La Orlena

Arnoldo Mestre Arzuaga | Ocio y sociedad

El día D de la pandemia en Colombia

Álvaro Yaguna Nuñez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados