Cine

Un loco suelto en Nueva York: ¿el mejor recuerdo de Robin Williams?

Alberto Campos

18/09/2014 - 07:30

 

No hay nada más difícil que criticar la película de un artista que acaba de fallecer. Y más cuando se trata de un actor tan completo y polifacético como Robin Williams.

“Un loco suelto en Nueva York” tiene ese privilegio de estrenarse pocos días después del triste suceso. Muchos de los nostálgicos o fanáticos se apresurarán en comprar una boleta como simple homenaje. Así como hemos hecho muchos comprando Cds de Michael Jackson, Joe Arroyo o Diomedes Díaz.

En este último estreno Robin Williams encarna un abogado a quien le dicen que morirá en 90 minutos por culpa de un aneurisma cerebral que le acaban de diagnosticar. La coincidencia no deja de extrañar: el largometraje de Robin habla también de muerte.

A partir de entonces, el personaje, amargado e indolente, empieza a reflexionar sobre lo que han sido sus más recientes años y la forma en la que enmendará los errores cometidos.

A esto se dedica Henry Altmann –como se llama el protagonista– durante buena parte de la película, antes de decidir –por varios factores – lanzarse del puente de Brooklyn.

Basado en el filme israelí The 92 Minutes of Mr. Baum (1997), de Assi Dayan, el largometraje no brilla por su originalidad y se concentra esencialmente en lo que pasa por la cabeza de una persona que sabe que morirá en una hora y media.

Otras películas como Las vacaciones de mi vida (2006), en la que Queen Latifah hace de una mujer a la que erróneamente le dicen que morirá en tres semanas, también han explotado este tema. Sin embargo, en este ejemplo, el personaje decide viajar a Europa para disfrutar los excesos y lujos que siempre quiso.

El director de “Un loco suelto en Nueva York”, Phil Alden Robinson, y el guionista Daniel Taplitz han tratado de concebir una comedia, pero extrañamente los momentos de risa son escasos. Desde mi punto de vista, esta película podría calificarse de drama.

Y esto es lo que justamente desconcierta y/o aburre: ver a un comediante reconocido por su humor enfrascado en un papel que roza lo eléctrico y trágico… Lamentablemente, tendremos que esperar otros estrenos en producción para recordar al mejor Robin Williams.

 

Alberto Campos

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Primeras manifestaciones del Cine de terror

Primeras manifestaciones del Cine de terror

  Desde la prehistoria el hombre se ha visto impulsado a representar sus miedos por medio del arte, tal vez como una forma de hacer ...

¿Cómo ganar un Oscar?

¿Cómo ganar un Oscar?

Hubo una época en que yo también esperaba ansiosamente a que llegara la “temporada de premios” para decidir qué película ver en...

Mascotas y otras razones para ir al cine

Mascotas y otras razones para ir al cine

Dicen algunos estudios que la convivencia de los niños pequeños con mascotas es muy importante para el desarrollo afectivo. Quizás...

Tan fuerte y tan cerca: otra perspectiva sobre los atentados de Nueva York

Tan fuerte y tan cerca: otra perspectiva sobre los atentados de Nueva York

Los atentados perpetrados el 11 de septiembre en las torres gemelas de Nueva York fueron el mayor ataque a Estados Unidos en toda su hi...

Manuel, grandes lecciones de vida y un pedazo de felicidad

Manuel, grandes lecciones de vida y un pedazo de felicidad

Manuel es un niño bueno. Un poco travieso, despistado y desobediente, pero con una capacidad reflexiva y carga de amor tan enorme qu...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados