Literatura

Espacio de ella

Isabel Pañi Damian

30/05/2019 - 06:15

 

Espacio de ella
Ilustración de Andrea Fernández

1)

Ven ninfa, ven

Ingresa al mundo del letargo  

Ahí puedes ver tu obra

 

El viento te lleva… te dejas

Arribas al mundo que creaste despierta:

El reloj se da su tiempo, no tiene prisa

Las hadas se disfrazaron de mariposas cantoras,

El repertorio versa sobre el amor natural

 

Vuela dormida ninfa…

Los inquietos detalles piden tu atención,

Reclaman pulcritud en las texturas

Te abajas, no ves, pero sientes donde está el fallo,

La magia de tus manos desvanece cualquier aspereza

 

Ninfa encantada en su mundo,

Mundo con tiempo para ella

Para la magia de sus sueños…

 

2)

El concreto me atrapa

Raudo me domina en su pecho,

Debajo su hielo, arde un corazón

 

Quiere besarme el cuello

Salvaje lo ahuyento,

Se queda quieto

El olor de mi pelo lo embriaga

 

Despierta el espíritu tribal 

El deseo corre desnudo

Devoro al concreto y él se deja. 

 

3)

Cuerpos secos, alguna vez fueron verdes

Esmeraldas ladronas de miradas

Regazo mimoso de diamantes aéreos

Memorias sintácticas de los sentidos,

Hoy huérfanas duermen en el suelo

Despiertan por liliputienses o audacias del viento

Su olor sueña con reencarnar…

 Sus cuerpos aceptan la descomposición,

Saben que la muerte es un paso a la vida. 

 

Isabel Pañi Damian

(Cuenca, Ecuador)

2 Comentarios


Rafael Calle 30-05-2019 10:45 AM

Magnifico, me encanta.

Salvador Pastore 12-05-2020 10:38 AM

Bellisimo poema, me gusta el.uso del lenguaje

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El Guillén que debemos tener

El Guillén que debemos tener

  En una isla, mil veces nombrada “La isla de la poesía”, nada resultaría más elogioso que ser el poeta nacional, pero a su ve...

Colombia: el cuento de siempre, entre el fuego y la esperanza

Colombia: el cuento de siempre, entre el fuego y la esperanza

  "No puede ser que estemos aquí para no poder ser" Julio Cortázar. Para el presente estudio hemos tomado un corpus de aproximadam...

Simón

Simón

Se derrite el medio día en la yema de los dedos –hueles a sal, a sol y a sobacos sudados, en la plaza que lleva tu nombre–. Como...

La caverna, de José Saramago

La caverna, de José Saramago

No hay dudas, Saramago en su literatura hace filosofía, induciendo al lector a la reflexión más profunda, además del goce estético...

El miedo de una casa inexistente, de Ernestina Elorriaga

El miedo de una casa inexistente, de Ernestina Elorriaga

  La palabra “casa”, hogar (etimológicamente “hogar” viene de focus, fuego en latín, el bracero -lar para los romanos- que ...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados