Música y folclor

Fausto Pérez: “El folclor y la literatura no pueden alejarse”

Redacción

05/06/2013 - 12:50

 

Fausto Pérez VillarealAnalizar la relación entre la literatura y el folclor implica recorrer la historia de la Humanidad desde sus inicios. En efecto, el vínculo que existe entre ambas expresiones data de tiempos inmemoriales y, gracias a esta relación estrecha se ha consolidado la conciencia cultural y colectiva de muchos pueblos.

Estas ideas no son nuestras sino del profesor Fausto Pérez Villareal quien, durante el II Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata, puso en evidencia la indisoluble relación entre el folclor y la literatura.

El profesor destacó en primer lugar la función complementaria de cada expresión cultural. “El folclor significa conocimiento del pueblo”,  expresó Fausto Pérez. Es el reflejo de la visión y la cosmogonía de un pueblo revestida de celebraciones, actos y rituales culturales, pero también del uso de la palabra.

Por su lado, la literatura tiende a registrar, archivar y exponer todo lo que existe en una sociedad. Es un espejo construido con palabras donde varía la percepción del autor y su relación con el folclor.

En una cultura donde las expresiones folclóricas son frecuentes o dominantes, la literatura tenderá a afirmar esa presencia e integrarla de manera natural. La literatura bebe del folclor y lo mantiene vivo.

Esa relación de interdependencia es la que Fausto Pérez remacha en su ponencia. “El folclor es la savia que alimenta la literatura –sostiene el profesor– […] El folclor y la literatura no pueden alejarse. Se necesitan la una y la otra”.

A continuación, el profesor indaga en esa dirección para distinguir la existencia de una literatura folclórica y un folclor literario: “El folclor literario es el que nace de literatos anónimos como por ejemplo los juglares”, y luego añade: “El folclor literario sirve a construir una consciencia propia”.

La literatura folclórica es más amplia. Tiende a recoger e integrar con una tonalidad propia muchos capítulos del folclor literario. En esa dirección descubrimos a autores como Gabriel García Márquez o Alejo Carpentier que reconstruyen las vivencias de su región o país.

La literatura folclórica permite difundir y recrear el folclor literario de manera que todo termina siendo parte del folclor.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

¿Cómo nació Sanjuanerita, de Hernando Marín Lacouture?

¿Cómo nació Sanjuanerita, de Hernando Marín Lacouture?

  Hablar de Hernando José Marín Lacouture es hablar de ese distinguido compositor de música vallenata que plasmaba en sus composic...

La primera ópera vallenata se estrena en España

La primera ópera vallenata se estrena en España

Contrario a lo que muchos pensarían, la primera ópera vallenata creada en la historia musical  de Colombia se estrenará primero e...

Que regrese la paz a ‘Mi pobre Valle’

Que regrese la paz a ‘Mi pobre Valle’

  El acordeonero y compositor Emiliano Zuleta Díaz, a través de su cuenta en Twitter (@EmilianoZD) llamó la atención sobre la o...

El Vallenato Patrimonio nacional: ¿qué implica?

El Vallenato Patrimonio nacional: ¿qué implica?

Los términos de “Patrimonio cultural inmaterial” y “Patrimonio cultural intangible” nacieron con las declaraciones de la Unesc...

La historia de amor de María Balvina

La historia de amor de María Balvina

Cuando se hace referencia a las historias de amor, normalmente imaginamos un amor prohibido o una narración intensa donde una pareja...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados