Ocio y sociedad

Barça - Madrid, una gran pasión vallenata

Redacción

23/04/2012 - 10:42

 

Barça - Madrid en ValleduparEste fin de semana tuvo lugar el clásico de la liga española: el Barça-Madrid. Un partido de gran tensión e intensidad que reúne a los dos equipos más influyentes del mundo.

Los bares y restaurantes de Valledupar que retransmitieron el partido vieron cómo se llenaban sus terrazas y sus salones de hinchas de ambos equipos, algunos con las camisetas oportunas pero sobre todo con unas ganas de apoyar efusivamente a su equipo.

La avenida de los cortijos y algunos bares del centro estaban repletos de seguidores. Sentados o de pie, todos animaban a sus jugadores, se alegraban con una jugada, se enfurecían con ciertas faltas o molestaban a los seguidores del equipo contrario.

La pasión por este partido es también una realidad colombiana. “Toda familia tiene entre sus miembros a un fan del Barça o del Madrid”, nos expresa Juan Carlos, un padre de familia de 45 años que admite ser “culé” (fan del barça). Viene con su hijo de quince años y él también se pronuncia del barça: “Algo normal”, nos dice.

Ante este panorama de pasión por el futbol, hemos querido indagar en las razones de ese increíble interés por dos equipos tan lejanos y las reacciones han sido todas muy diversas.

“Siempre he seguido este equipo y es normal que en la escuela uno vaya tomando partido”, nos comenta con naturalidad Rodrigo, un joven de diecisiete años. Sigue desde pequeño al Madrid y nunca se ha preguntado el motivo.

Andrés Camilo, estudiante de 24 años, considera que, más que el equipo, son los jugadores los que apoya uno. “Yo soy un fan de Messi y antes era fan de Ronaldinho”, explica emocionado en pleno partido. Su equipo no está ganando y, por eso, no insistimos en nuestras preguntas.

El comentario de Alberto Carlos de 38 años nos permite descubrir un elemento importante: “Siempre tendemos a apoyar a otros equipos –explica–.  Aquí siempre ha habido mucho más seguidores del Junior que de Valledupar. Entonces, es algo casi normal que nos interesemos por el futbol español y europeo. Yo también soy fan del Manchester United”.

La particularidad de los encuentros entre el Barça y el Madrid en Valledupar es que ambas aficiones (cules y merengues) se encuentran en los mismos espacios. El ambiente es razonablemente apacible aunque, a veces, los partidos generan una tensión que se traduce en bromas pesadas. Pero, esto es lo que conlleva un partido Barça-Madrid.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“Cambiemos la historia”, la convocatoria de Adriana Lucía

“Cambiemos la historia”, la convocatoria de Adriana Lucía

“De la gente buena traigo la alegría, los sueños bonitos, el ritmo de la ciudad. Aquí sembramos con el corazón y construimos co...

Bolsas de estímulos para proyectos culturales en el Cesar

Bolsas de estímulos para proyectos culturales en el Cesar

  Reproduciendo el modelo nacional implementado por el Ministerio de Cultura, la Oficina de Asuntos Culturales del Cesar lanzó una...

Crónica de un 1-3 en 8-39

Crónica de un 1-3 en 8-39

“En una tarde calurosa, a orillas del Magdalena, tras la siembra y la faena, pescador y jornalero beben agua de maíz; exhaustos por ...

Luis Suárez, un futbolista con mal de rabia

Luis Suárez, un futbolista con mal de rabia

La imagen del futbolista Luis Suarez agarrándose los dientes en pleno partido contra Italia ya es –a su pesar– uno de los grandes ...

Conchita Iguarán: la eterna tejedora de identidad

Conchita Iguarán: la eterna tejedora de identidad

“El día que no pueda tejer con hilos, tejeré con historias” Conchita Iguarán Las mujeres wayuu son ejemplos claros de resilien...

Lo más leído

Lirio rojo

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Las espadas de Bolívar

Juan Carlos Vela Correa | Historia

Corraleja

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rubén Darío: vida y obra de un poeta insigne

Harold Alvarado Tenorio | Literatura

La mecedora: remedio infalible

Henry Vergara Sagbini | Ocio y sociedad

Así nacieron las corralejas

Aura Angélica Hernández | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados