Ocio y sociedad

Fabio Zuleta y el arte de la picardía

Redacción

17/07/2015 - 06:25

 

La presentación del libro “Cuentos costumbristas” de Fabio Zuleta nos abrió la puerta sobre la vida de un personaje destacable de Valledupar, sus superaciones y dificultades, pero también las confidencias de otras grandes amistades.

El testimonio de Julio Oñate fue, sin lugar a dudas, el que más información arrojó sobre el valor literario de Fabio Zuleta: un fiel representante de la “oralitura”, expresión que recoge gran parte de las tradiciones orales de un pueblo.   

“Fabio es un artesano de la alegría”, comentó Julio Oñate refiriéndose a esa faceta de humorista imprevisible y a esos innumerables chistes narrados con frecuencia en la radio, todos con final inesperado e irónico.

No obstante, Julio Oñate insistió en la picardía de Fabio Zuleta -el rasgo que mejor lo define- y lo comparó con sus hermanos para llegar a la conclusión de que es el más grande de los Zuleta.

“Cuando está enamorando a una mujer, ese hombre es una metralleta –comentó Julio Oñate ante un auditorio entretenido y, luego, añadió–: Fabio sólo gaguea cuando le cobran”.

Para Julio Oñate no cabe duda de que Fabio Zuleta maneja la picardía mejor que ninguno. “Fabio ha hecho de la picardía un arte –explicó–. Es un pícaro convencido de su arte y, desde el punto de vista social, eso tiene su valor”.

El ponente fue incluso más lejos y habló de un compromiso irrebatible con la picardía. Su franqueza y sinceridad a la hora de afirmar su condición de pícaro es única, de tal modo que Julio Oñate no duda en afirmar que Fabio Zuleta ha hecho de la picardía una religión.

En una frase de Fabio Zuleta queda plasmada esa reivindicación orgullosa de la picardía: “El que me fie o preste, que mire lo que hace porque no le pago a nadie”. En el libro y sus más de 5000 chistes también se encuentra ese mismo espíritu indoblegable. 

 

PanoramaCultural.com.co

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Historia y orígenes de un deporte extremo: el Surf

Historia y orígenes de un deporte extremo: el Surf

Poco se sabe sobre los orígenes de la práctica del surf, pero lo que sí está probado y de lo que se tiene constancia es que el pr...

Juan Bautista Escalona y los buenos augurios de la novela Diomedes Díaz

Juan Bautista Escalona y los buenos augurios de la novela Diomedes Díaz

Ilusionado, expresivo y alegre. El muchacho que encarna a Diomedes Díaz en la telenovela se asemeja en muchos aspectos al ídolo de ...

Yo me llamo Diomedes: el mejor homenaje al Cacique

Yo me llamo Diomedes: el mejor homenaje al Cacique

Algunas personas esparcieron esta semana una noticia equivocada. Diomedes Díaz no estuvo en Valledupar. Tampoco lo entrevistó Coco Ra...

Orianica Velásquez Herrera: una guerrera del fútbol

Orianica Velásquez Herrera: una guerrera del fútbol

“El deporte te enseña a tener carácter, a seguir las reglas, a saber cómo se siente al ganar o perder: te enseña sobre la vida”...

Rita Lúquez, la ‘matrona’ del dulce vallenato

Rita Lúquez, la ‘matrona’ del dulce vallenato

  Una minúscula figura femenina se pasea por cada una de las cincuenta mesas que conforman la Feria del Dulce que se exhibe frente...

Lo más leído

La historia milenaria de la papa

Álvaro López Dominguez | Historia

Los inicios de la cerveza en Colombia

José Luis Hernández | Historia

Claude Monet y Chaïm Soutine, dos pintores antagónicos

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La vida, esa feroz bancarrota

Diego Niño | Artes plásticas

¿Qué está pasando con la literatura del Cesar?

Luis Mario Araújo Becerra  | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados