Ocio y sociedad

¿Cómo se baila el Vallenato?

Redacción

09/08/2012 - 11:53

 

El vallenato tiene sus reglas y sus patrones. Los cuatro aires que lo conforman son conocidos de todos los seguidores del Festival de la Leyenda Vallenata.

De la misma forma, los instrumentos que le dan vida ya son legendarios en el Valle de Upar y, sin embargo, cuando se trata de bailar el vallenato las respuestas ya no son tan evidentes y se alejan del género de la Salsa donde existe claras instrucciones para iniciar un baile, girar o dirigir a su pareja.

Es cierto que Internet ofrece numerosos contenidos audiovisuales para bailar el Vallenato pero cada uno de ellos se basa en la experiencia y la sensación del tutor o instructor.

Por este motivo, interesados en conocer y definir una forma de bailar el vallenato, iniciamos un debate interactivo en las redes sociales para obtener las opiniones de nuestros lectores y los mensajes fueron todos de máximo interés.

En primer lugar, intervino Jorgito para establecer unos matices. “Depende mucho del vallenato –expresó–, si es suave, se baila pegado y despacio. Por lo general, se dan dos pasos por un lado y dos por el otro. Dos pasos para delante y luego dos para tras”.

Para el participante, este esquema sólo es válido con el vallenato lento ya que el más animado no requiere estar tan pegado y ofrece más libertad de movimiento. “Es como el merengue que puedes ir y volver constantemente en un ritmo de un-dos un-dos”.

Una bailarina llamada Adriana corroboró la idea de que el baile depende de la velocidad del vallenato. No obstante, los pasos que describió difieren totalmente.

Según ella, el vallenato no se baila ni muy pegado ni muy separado: se hacen primero dos pasos hacia un lado y uno en el medio. Luego, dos hacia el otro lado y uno en el medio. “La vueltecita no es obligatoria –dijo ella–, pero añade un efecto de sorpresa y de espontaneidad”.

Por su lado, Fernando defendió la teoría de que el Vallenato no es como la salsa. No es un baile de salón sino más bien un baile de “Fin de semana” o de “parranda”. Por eso no existen instrucciones claras.

“Uno lo baila como lo siente –sostuvo–: dependiendo del estado de ánimo y un poco del alcohol ingerido. Se puede bailar pegando la cabeza, moviendo los hombros, con bailes de cotejo hacia las mujeres o detalles muy típicos de la cumbia”.

Finalmente, también debemos resaltar que el vallenato ofrece un gran espacio para la creatividad y la libre expresión. La prueba es la respuesta de Seyfer, quien dijo que para bailar el vallenato “uno se tira al piso y empieza a rodar mientras canta los versos de la canción”.

Es evidente que cada uno tiene su estilo de baile y lo mejor de todo es que esos estilos vayan prosperando.

2 Comentarios


yolo 29-07-2015 06:47 PM

colombia si sabe bailar vallenato

mi quca 01-05-2019 07:05 PM

q tontda mi quca

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

ExpoCesar 2017: un espejo del Cesar en sus 50 años

ExpoCesar 2017: un espejo del Cesar en sus 50 años

  El próximo 15 y 16 de diciembre se realizará la primera versión de ExpoCesar 2017, el evento ferial más importante del depart...

De Malala a Natalia

De Malala a Natalia

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero hay situaciones que ameritan acudir a ciertos tipos de estructura comparativa, para inv...

El origen del pesebre

El origen del pesebre

Cada fin de año, el pesebre aparece en el interior de las casas y en un gran número de lugares públicos como un anuncio reconocible ...

Vivencias y recuerdos en los 90 años del Banco de la República

Vivencias y recuerdos en los 90 años del Banco de la República

Noventa años no se celebran todos los días. En realidad, sólo se celebran una sola vez, aunque en el caso del Banco de la República...

El tintico, un lugar al aire libre para saborear el café

El tintico, un lugar al aire libre para saborear el café

El café va íntimamente ligado con la vida del vallenato. Pocos minutos después de levantarse el café ya se convierte en un ritual, ...

Lo más leído

Jaime Garzón, el genial impertinente

María Jimena Padilla Berrío | Periodismo

Licencia para pedir

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

El desquite de Iberia

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Las tamboras de Chimichagua ya no llevan candela viva

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube