Ocio y sociedad

El amor en los tiempos del covid19

Fabrina Acosta Contreras

02/04/2020 - 05:45

 

El amor en los tiempos del covid19

 

Esta es la segunda columna que realizo en tiempos de cuarentena y de covid 19, la primera se tituló Coronavirus, empatía y rehumanización y en esta he querido parafrasear el título del gran Gabo –El amor en los tiempos del cólera– porque, definitivamente, la humanidad vive un momento de conmoción, donde todo ha cambiado, las agendas, las dinámicas y la forma de relacionarnos, por ende todos y todas estamos en una metamorfosis abrupta que nos cogió en gran medida desprevenidos y eso inevitablemente genera tensiones, por ello es importante volver al amor.

Considero que nuestra misión es retornar al ser y a la empatía, es decir al amor en clave de “Nosotros”, colectivo y solidario, y trascender del amor en clave del “yoismo” donde rige el egoísmo, de esta situación podemos salir con empatía y con herramientas de la ciencia. Son dos caminos que nos llaman a unirnos, es momento de preguntarnos: ¿Qué podemos aportar para salir de esta crisis? Activar nuestra creatividad y solidaridad para beneficiar a terceros.

En esta línea he visto varias iniciativas invitando a la empatía y desde la Asociación Evas&Adanes se lidera una que se llama “Tejiendo empatía en tiempos de cuarentena” donde se invitan a mujeres inspiradoras que aporten esperanzas, pueden revisar el siguiente enlace y seguir su cuenta instagram @evasyadanes

En este sentido, integrando esta reflexión con la columna que les comenté, la cual,  pueden leer en el siguiente enlace: me permito llamar la atención  respecto a que esta pandemia se mitiga y combate guardando los protocolos establecidos comenzando por quedarse en casa, lavarse las manos o esterilizar nuestro entorno, entre otras acciones, pero nuestra labor no debe limitarse solo a esa parte pues el impacto de la pandemia tendrá efectos en la salud mental de la sociedad y esto puede desencadenar problemáticas psicosociales a las cuales, no podemos restarles atención, porque es momento de cambiar nuestra mentalidad interventiva (apagar incendios) por la preventiva (anticipar el peligro), desde miradas holísticas.

El pánico social que lleva a la violencia

El pánico social lleva a acciones lejanas a la empatía, en el contexto del departamento de La Guajira, hemos visto el uso de las redes sociales para lapidar a personas que regresaron de otro país después del 6 de marzo cuando se conoció el primer caso en Colombia y toda la sociedad comprendió que el Covid no era un asunto de China, comenzamos a entender que era una pandemia y a percibirnos en peligro de contraer el virus, aunque no bastó para aprender a aplicar protocolos preventivos y la gente seguía en las calles (incluso en reuniones sociales masivas), si despertó ese espíritu de juzgamiento mediante publicaciones en redes sociales y peticiones al gobierno de que no le permitieran a esos colombianos regresar al país, que con ellos lejos estaríamos a salvo, y seguía el pánico alejándonos de todo principio de empatía y sacando lo más instintivo.

Para el caso de la Guajira supimos que incluso vecinos o entornos cercanos a las personas que debían volver a Riohacha, se negaban a que ellas pudieran pasar la cuarentena en su tierra donde tenían el derecho de hacerlo guardando todos los cuidados para no propagar la enfermedad; el 31 de marzo, cuando el Gobernador Nemesio Roys confirmó el primer caso positivo en el departamento, pensé algo sin intención de generar polémica sino en términos de la protección de nuestro territorio el cual, sabemos que no cuenta con infraestructura para afrontar una pandemia del calibre del corona virus, en nuestras comunidades indígenas donde no hay agua ni herramientas para la prevención y pueden verse afectadas de manera fatal, en fin, sentí mucho miedo por toda mi Guajira, aunque sabía que el momento de reportar casos positivos llegaría; me pregunté: ¿Cómo llegó a Riohacha ese señor ? ¿En qué vuelo, uno comercial, uno militar? ¿Contactaron a los pasajeros de ese vuelo? ¿en realidad estaba asintomático, si eso es verdad, por qué le aplicaron la prueba si solo se la aplican a los que tienen síntomas?  ¿Cuándo dio negativo la primera vez el siguió con los cuidados y el aislamiento? ¿A cuántos pudo contagiar?

Reitero que en estos momentos lo principal es la salud de él, de su familia y de los posibles contagiados, pero es importante reflexionar porque de ese caso no se supo nada y de muchos paisanos guajiros se hizo un ciberacoso como en el caso de María Isabel Cabarcas, Nelra Ceballos Brito o Yuliana Mejía Pimienta, quienes hasta ahora no tienen síntomas y que han manifestado que han guardado la cuarentena en coherencia con la responsabilidad que tienen hacia su entorno, no solo hacia sus familias sino con su región.

Es momento de cambiar estereotipos de género contra las mujeres, quienes son llamadas brujas, locas o brutas por cualquier acción, pasa lo contrario con los hombres a quienes socialmente se les naturalizan conductas y se hace menos eco de ellos; es tiempo de cambiar estos paradigmas y dejar de “acribillar” con ligereza a las personas, es momento de que el corona virus nos lleve a ser más amor que odio, que como sociedad nos unamos en la empatía sin importar el género, el cargo, el poder o la palanca que alguien tenga, es momento de rehumanizarnos, pero dejar un asterisco resaltado y en negrilla sobre el trato entre guajiros, que no seamos caníbales de nuestra propia gente y de manera especial que evolucionemos a la real equidad e igualdad de género, ya basta de que las mujeres sean víctimas de prejuicios sociales, no es esto una queja necia de una feminista, es una manifiesto argumentado en la histórica brecha que existe en contra de las mujeres; el mundo evolucionará no solo por tener más tecnología y riquezas acumuladas sino porque los seres humanos comprendamos que somos iguales en derechos y que aprendamos a respetar las diferencias.

Responsabilidad y empatía

Mi curva de cierre es la reflexión sobre la responsabilidad como punto de partida de la empatía, en mi caso, para proteger a mi familia, decidí pasar la cuarentena fuera de la Guajira sacrificando mi deseo de estar con ellos y no ser foco de contagio. Mi invitación es a cuidarnos y cuidar a los demás, también para las autoridades del departamento que se haga la investigación objetiva del caso de contagio reportado para proteger a todo el entorno, no para juzgar al señor que dio positivo porque mi único sentimiento hacia él es de solidaridad, sé que nadie quiere tener Coronavirus, pero es importante mitigar impactos, porque algo si está claro, sea quien sea si incumple los protocolos debe asumir las sanciones correspondientes; sueño que el gran logro sea no tener que llegar a eso, porque cada ser humano (estoy segura) va a comenzar a tejer empatía, para salir completos de esto.

 

Fabrina Acosta Contreras

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

2 Comentarios


Fulgencio Acosta 02-04-2020 08:33 AM

Clara y precisa perspectiva. Muy buena! Y para nosotros, como dignos Siervos de Dos, seguir aportando Esperanza y Confianza a nuestro Prójimo, nuestros hermanos a través de nuestro testimonio. Estás siempre gozosos, aún en las diversas pruebas... Sed pacientes! Irás sin cesar, dando gracias a Dios en todo! Dios te continúe bendiciendo Rica y Abundantemente, mi hermana! Felicitaciones!

Marga Palacio 02-04-2020 08:37 AM

No puedo estàs màs de acuerdo... el amor es la clave. ... de ahí se desprende lo demás. Sigamos sembràndolo. Al final veremos sus fritos.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Idecesar, el hogar del nuevo mural de Gabriel Calle

Idecesar, el hogar del nuevo mural de Gabriel Calle

La obra del paisa Gabriel Antonio Calle Arango está literalmente propagada a lo largo y ancho de Colombia y en parte del continente am...

El pregón cansado de la alegría

El pregón cansado de la alegría

A la media tarde se oye a lo lejos venir el eco: “Alegría, cocada, caballito, enyucadoooo”. Es un pregón añejo y fuerte que pe...

Los artículos estrella del 2013

Los artículos estrella del 2013

Estos son los artículos que más lecturas han recibido durante el año 2013, los que más se han compartido, y como consecuencia, evoc...

El humor vallenato: tema central de un conversatorio novedoso

El humor vallenato: tema central de un conversatorio novedoso

Se han preguntado alguna vez ¿Qué es lo que caracteriza el Humor Vallenato? ¿Cuáles son los temas que resurgen con más frecuencia?...

La suspensión del Festival Vallenato y otros eventos culturales por Coronavirus

La suspensión del Festival Vallenato y otros eventos culturales por Coronavirus

Las recientes medidas de emergencia sanitaria declaradas por el presidente de la República, Iván Duque Márquez, dirigidas a contener...

Lo más leído

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados