Opinión

La canción del sombrero vueltiao

José Atuesta Mindiola

29/05/2013 - 11:40

 

Un sombrero vueltiaoEn el Concurso de la Canción Inédita, en el  Festival 46, el jurado hizo eco del adagio "la voz del pueblo es la  voz de Dios", y premió la canción “El cuentico chino” de Álvaro Pérez Vergara. Una puya de unos versos pegajosos, muy cercanos al estilo del compositor Winston Muegues.

El veredicto del jurado fue unánime y aplaudido, en virtud de la temática: una protesta en defensa de un símbolo nacional, el sombrero vueltiao. Pero la demanda presentada por  Miguel Ángel Márceles pone en tela de juicio la originalidad de “El cuentico chino”, dado que tiene muchas semejanzas con “El propio vueltiao”, canción en ritmo de cumbia de Reinaldo Ordosgoitia Arrieta, y presentada en el XIX Festival Nacional de Acordeones de Santa Cruz de Lorica (Córdoba), el pasado mes de marzo.

Leamos estas estrofas.

El propio vueltiao:

Soy hecho con  caña ´e flecha  / muy bonito y bien trenzao/ de talla internacional / soy el  sombrero  vueltiao /Al mundo vengo a contarle / mi historia que es realidad/ ahora la cultura China/ mi imagen quiere dañar.

El cuentico chino:

…Soy el sombrero vueltiao / fabricado con caña ´e flecha / soy una cosa bien hecha / con respeto y con cariño / pa’ que vengan unos chinos / a embolatar mi procedencia.

La temática es la misma, protesta en contra de las imitaciones de los sombreros chinos; hay algunas coincidencias en las letras de las canciones y en la estructura narrativa de los versos: el sombrero es el narrador de la historia.

Frente a tales semejanzas, es razonable la afirmación del demandante, en razón de que la  puya “EL cuentico chino” podría tratarse de una adaptación y modificación de la canción “El propio vueltiao”.  El compositor  Ordosgoitia Arrieta puede reclamar el mérito de autor original por haberla presentado primero en otro festival. También es cierto que en el “Cuentico chino” los versos están mejor logrados, pero no alcanza a borrar la duda de que su autor haya tomado como referencia la cumbia mencionada.

¿Qué tal que ahora  un compositor x, tomando como temática “La casa en el aire” de Rafael Escalona, modifique la canción y  haga una adaptación a ritmo cumbia?, ¿o qué alguien en defensa del compositor x, diga que las canciones no se parecen, porque una es un paseo y la otra es una cumbia?

El jurado está exento de toda responsabilidad, porque  califica en tarima de acuerdo con el reglamento: letra, música, elementos folclóricos e interpretación. No obstante, este precedente debe servir para tomar algunas precauciones, entre ellas: antes de entregar los premios a la canción inédita,  la directiva de la Fundación del Festival, debe constatar la autenticidad de la información que el compositor consigna en la inscripción, como autoría de otras canciones,  y esperar las posibles demandas por plagio u otras razones.  Además, hay que buscar la manera de evitar que algunos participen con canciones compradas. El Festival es un patrimonio de todos los vallenatos y debemos defenderlo.

 

José Atuesta Mindiola

Sobre el autor

José Atuesta Mindiola

José Atuesta Mindiola

El tinajero

José Atuesta Mindiola (Mariangola, Cesar). Poeta y profesor de biología. Ganó en el año 2003 el Premio Nacional Casa de Poesía Silva y es autor de libros como “Dulce arena del musengue” (1991), “Estación de los cuerpos” (1996), “Décimas Vallenatas” (2006), “La décima es como el río” (2008) y “Sonetos Vallenatos” (2011).

Su columna “El Tinajero” aborda los capítulos más variados de la actualidad y la cultura del Cesar.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Editorial: La íntima relación entre poesía y Valledupar

Editorial: La íntima relación entre poesía y Valledupar

En una reciente entrevista, la autora del himno de Valledupar, Rita Fernández Padilla, recordaba la sensación de crecimiento artísti...

El Apocalipsis

El Apocalipsis

El domingo quise refugiarme en la lectura, entre libros de Gabo y poesías de Neruda, me topé con un libro grande y pesado, no lo id...

Petróleo en la Plaza Mayor

Petróleo en la Plaza Mayor

  Hace pocos días asistimos a la universidad del Área Andina, sede Valledupar, donde el experto economista Jaime Bonet expuso los d...

Tres alegres tigres consejeros

Tres alegres tigres consejeros

Cualquier ciudad que se respete en Colombia tiene apodo. Cualquier persona que viva aquí, también los tiene. Valledupar es la Capit...

El nido de las desdichas

El nido de las desdichas

  Vi en tus versos a un ángel borracho tirando sus pecados al mar, a un águila ciega encerrada en el vientre de un cadáver y a u...

Lo más leído

La guacharaca: un ave representativa del Valle

José Luis Hernández | Medio ambiente

Las capillas doctrineras: huellas de los tiempos coloniales

Paula Andrea Grisales Naranjo | Patrimonio

Una corta charla con Raúl Gómez Jattin

Wladimir Pino Sanjur  | Literatura

Balzac, la voz de una quimérica idea

Francisco Arias Solís | Literatura

Alicias adoradas y olvidadas

Henry Vergara Sagbini | Opinión

Se murió esperando el homenaje

Eddie José Dániels García | Música y folclor

La incertidumbre educativa del pueblo Chiriguanero

Jhon Flórez Jiménez | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados