Opinión

Una Madre en el Valle de los Huesos Secos

Yarime Lobo Baute

24/02/2015 - 03:55

 

Yarime Lobo en compañía de Yanitza

Cual decreto o telar de historias vuelan por los aires de mi alma, pero no para señalar, vuelan recordándome Agradecer, llega en ese telar en tinta dorada el nombre de una Mujer, una Madre pequeña y gigante a su vez, anduvo conmigo paciente y constante en aquel Valle: el Valle de los Huesos secos.

Para mí era normal andar allí, finalmente me había habituado a estarlo. Andaba yo allí, oronda y campante caminando a diario en aquel Valle Seco hasta que ella llegó, llegó a hablarme, no sabía hasta ese momento la importancia de La Voz, sencillamente, ¡no la podía escuchar!

Era tanto el ruido que había a mi alrededor que ver a aquella diminuta mujer acercarse a mí con pretensiones de Ser mi Madre Espiritual me causaba risa  y, pese a la risa, ella, la diminuta mujer, persistía, hablaba con dulzura y a su vez vehemencia hasta que ocurrió aquella vez en aquel lugar donde habita la Gacela, de quien después contaré quien es. ¡Allí fue!

Mientras incrédula asistía aquella a aquel lugar, la diminuta Madre Espiritual desde su corazón habló. Esta vez su tono fue distinto, mis piernas lo sintieron, esas que me sostienen se doblaron ante mi impotencia y todo mi ser se desplomó. ¡Cayó de rodillas!

Desde aquel momento todo en mí cambió: aquella Voz se hizo perceptible... Aquella diminuta y gran Madre partió aquel día, cual si fuera para lo único que viniera a hacer. Hecho cumplido, ya no había un por qué. Ella partió a mi pesar, así como yo de aquel Valle de los Huesos Secos.

A veces nos divisamos, ya no la veo chica, la veo grande, inmensamente grande, pues grande es su precioso Corazón.

A ti este homenaje mi Yanitza, ¡mi chiquilla Grande Madre Mía! Dios te guarde e ilumine siempre tu precioso camino. 

Cuanto tocas mi ser grande y pequeña mujer, cuanto sentimiento y gratitud desde lo más profundo de mi ser.

Todo mi ser se desploma recordando aquellos momentos vividos con Yanitza Isabel, cuán grande y precioso es este Ángel de Dios.

Cuantos sentimientos se agolpan, cuán importante y determinante es el Amor en nuestras vidas.

Cuanto nuestros egos conspiran y conspiran contra la grandeza de los Seres, esos preciosos seres semejantes, como Yanitza Isabel, como tú, como yo. Sencillamente y llanamente eres como ella y yo… ¡Yo soy como tú!

  

Yarime Lobo

@YarimeLobo

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Extradición...

Extradición...

"El país se ensangrentó antes para establecerla como castigo contra el narcotráfico, ahora los capos prefieren ir a buscar negociaci...

La política: síndrome de la desmemoria

La política: síndrome de la desmemoria

La política en Colombia se define con el "síndrome de la desmemoria". La mayoría de los candidatos que quieren continuar  con s...

Porque me da la gana

Porque me da la gana

  Ayer por la tarde, divisé parado en la esquina del monumento Los poporos al arquitecto Beto González. Lo reconocí por su altura...

Brindis de fin de año

Brindis de fin de año

Brindo por la vida y las lúdicas manifestaciones de la infancia, por el preciado tesoro de la juventud y el humano arte de aprender a ...

¿Represión o coacción?

¿Represión o coacción?

“Es peligroso tener la razón cuando el gobierno está equivocado”. Pancarta en el paro Entre los valiosos aportes del socialismo ...

Lo más leído

Pesadillas de Gorgona

María Ruth Mosquera | Ocio y sociedad

El retrato inolvidable de Colacho Mendoza

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

La guerra y la paz, la poesía y el amor

Antonio Acevedo Linares | Pensamiento

Los herederos de Benkos

Carolina Mila | Otras expresiones

Vallenato: de palabra despectiva a denominación de origen

Joaquín Viloria De la Hoz | Música y folclor

Un amigo, una luz

Yesinia Gamez Mendoza | Bienestar

La crónica en el Caribe colombiano

Lina Vega-Estarita y Marta-Milena Barrios | Periodismo

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados