Opinión

Una Madre en el Valle de los Huesos Secos

Yarime Lobo Baute

24/02/2015 - 03:55

 

Yarime Lobo en compañía de Yanitza

Cual decreto o telar de historias vuelan por los aires de mi alma, pero no para señalar, vuelan recordándome Agradecer, llega en ese telar en tinta dorada el nombre de una Mujer, una Madre pequeña y gigante a su vez, anduvo conmigo paciente y constante en aquel Valle: el Valle de los Huesos secos.

Para mí era normal andar allí, finalmente me había habituado a estarlo. Andaba yo allí, oronda y campante caminando a diario en aquel Valle Seco hasta que ella llegó, llegó a hablarme, no sabía hasta ese momento la importancia de La Voz, sencillamente, ¡no la podía escuchar!

Era tanto el ruido que había a mi alrededor que ver a aquella diminuta mujer acercarse a mí con pretensiones de Ser mi Madre Espiritual me causaba risa  y, pese a la risa, ella, la diminuta mujer, persistía, hablaba con dulzura y a su vez vehemencia hasta que ocurrió aquella vez en aquel lugar donde habita la Gacela, de quien después contaré quien es. ¡Allí fue!

Mientras incrédula asistía aquella a aquel lugar, la diminuta Madre Espiritual desde su corazón habló. Esta vez su tono fue distinto, mis piernas lo sintieron, esas que me sostienen se doblaron ante mi impotencia y todo mi ser se desplomó. ¡Cayó de rodillas!

Desde aquel momento todo en mí cambió: aquella Voz se hizo perceptible... Aquella diminuta y gran Madre partió aquel día, cual si fuera para lo único que viniera a hacer. Hecho cumplido, ya no había un por qué. Ella partió a mi pesar, así como yo de aquel Valle de los Huesos Secos.

A veces nos divisamos, ya no la veo chica, la veo grande, inmensamente grande, pues grande es su precioso Corazón.

A ti este homenaje mi Yanitza, ¡mi chiquilla Grande Madre Mía! Dios te guarde e ilumine siempre tu precioso camino. 

Cuanto tocas mi ser grande y pequeña mujer, cuanto sentimiento y gratitud desde lo más profundo de mi ser.

Todo mi ser se desploma recordando aquellos momentos vividos con Yanitza Isabel, cuán grande y precioso es este Ángel de Dios.

Cuantos sentimientos se agolpan, cuán importante y determinante es el Amor en nuestras vidas.

Cuanto nuestros egos conspiran y conspiran contra la grandeza de los Seres, esos preciosos seres semejantes, como Yanitza Isabel, como tú, como yo. Sencillamente y llanamente eres como ella y yo… ¡Yo soy como tú!

  

Yarime Lobo

@YarimeLobo

Sobre el autor

Yarime Lobo Baute

Yarime Lobo Baute

Obras son amores

Soy la que soy: Mujer, Artista desde mi esencia, Arquitecta de profesión, Fotógrafa aficionada, Escritora desde el corazón y Emprendedora por convicción. Una convencida de que la OBRA está más allá de los cementos, son cimientos que se estructuran desde el SER, se traducen en el HACER y traen como consecuencia un mejor TENER.

Las OBRAS son esos AMORES intangibles y tangibles que están por encima de las mil y una razones.

@YarimeLobo

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Editorial: El voto latino en las elecciones estadounidenses

Editorial: El voto latino en las elecciones estadounidenses

Tras varios meses de una carrera sin tregua (ni siquiera se detuvo después de los estragos propiciados por el paso del huracán Sandy ...

Todos a sus pies

Todos a sus pies

Y ella nos tiene a sus pies. No hay que negarlo. Caemos rendidos. No hay cargo, sexo, o edad, que nos mantenga alejados. Es toda una ...

Futbol Club Barcelona, identidad nacional y deporte

Futbol Club Barcelona, identidad nacional y deporte

Uno de los temas en el que casi todos los analistas y fanáticos del futbol coinciden es el de catalogar al Barcelona Futbol Club como ...

La cultura hay que pensarla

La cultura hay que pensarla

Por estos días, con el fin de asistir a algunos foros y eventos académicos donde he sido invitado como ponente, he estado revisando...

El lucrativo negocio de la paz

El lucrativo negocio de la paz

Es necesario que el ciudadano de a pie trate de entender de una manera simplista la complejidad del llamado “proceso de negociaci...

Lo más leído

La Navidad en la literatura

Antonio Acevedo Linares | Literatura

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

El origen del pesebre

Redacción | Ocio y sociedad

Débora Arango, la huella de una gran artista colombiana

Marta Elena Bravo de Hermelin | Artes plásticas

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Pacho Cabeza

Diógenes Armando Pino Ávila | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados