Opinión

Vallenato, patrimonio inmaterial: ¿De qué ha servido?

Jorge Nain Ruiz

22/02/2019 - 06:15

 

Vallenato, patrimonio inmaterial: ¿De qué ha servido?

 

A finales del año anterior el senador por el Partido Verde, Antonio Sanguino Páez, en ejercicio de su función de control político le radicó un derecho de petición a la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez Camacho, en el cual le formuló doce preguntas claves sobre la ejecución del Plan Especial de Salvaguardia - PES de la música vallenata, y de paso, también le preguntó sobre los efectos de la declaratoria hecha por la Unesco de la música vallenata del caribe colombiano como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y como ya es costumbre de muchos servidores públicos en Colombia, la extensa respuesta se encuentra llena de evasivas y vagas afirmaciones.

El senador Sanguino le hizo a la ministra preguntas como: ¿Qué acciones afirmativas concretas se han realizado por parte del Ministerio a partir de la entrada en vigencia del PES? y la respuesta de la ministra fue una extensa lista de pequeños apoyos económicos que el sistema de estímulos del ministerio realiza año tras año a los diversos eventos y festivales a lo largo y ancho del territorio nacional, como si eso no se hubiese hecho antes de la resolución que crea el PES (Res. 1321 del 2014).

También le preguntó el senador a la ministra sobre los efectos positivos y logros que se puedan apreciar luego de haber entrado en vigencia el famoso PES, y la respuesta de la titular de la cartera de cultura sigue siendo etérea. O sea, no se observan logros que mostrar distintos a los de siempre.

Ahora, como las responsabilidades del cumplimiento y la ejecución de los objetivos propuestos en el PES no sólo se circunscriben al Ministerio de Cultura, sino que autoridades departamentales y municipales también tienen compromisos, e inclusive, personas jurídicas privadas, se le preguntó a la ministra qué reportes habían hecho al ministerio estas autoridades, y la respuesta fue: ninguno.

Entre las preocupaciones del senador Antonio Sanguino también se encuentra aquella que tiene que ver con los efectos de la declaratoria por parte de la Unesco de la música tradicional vallenata como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y la articulación y gestiones del Ministerio de Cultura ante autoridades internacionales para la protección de la música vallenata. Lastimosamente, a este respecto tampoco se ha hecho nada.

Mejor dicho, los actos administrativos de las autoridades nacionales en pro del vallenato al parecer se profieren con el único fin de obtener titulares de prensa, y la lucha de tantos quijotes como el compositor Adrián Villamizar para lograr el pronunciamiento de la Unesco, resultan en otra razón más para creer poco en la institucionalidad.

Ojalá sea muy pronto el debate que está organizando el senador Antonio Sanguino para mostrarle al País que es muy poco lo que las autoridades gubernamentales han hecho en pro de la música tradicional vallenata.          

Colofón: Estamos en oración y total solidaridad por la salud de la cantante Ana del Castillo, a quien necesitamos dándole vida al Folclor Vallenato.

 

Jorge Nain Ruiz

@JorgeNainRuiz

Sobre el autor

Jorge Nain Ruiz

Jorge Nain Ruiz

Vallenateando

Jorge Nain Ruíz. Abogado. Especializado en derecho Administrativo, enamorado del folclor Vallenato, cantautor del mismo. Esta columna busca acercarnos a una visión didáctica sobre la cultura, el folclore y especialmente la música vallenata. Ponemos un granito de arena para que la música más hermosa del mundo pueda ser analizada, estudiada y comprendida.

@jorgenainruiz

1 Comentarios


Poncho Cortés 22-02-2019 09:35 AM

Apreciado Jorge, en verdad es triste muy triste y real lo que consigna en su columna, pueda ser que el senador Sanguino logré algo porque necesitamos " padrinos con poder" para alcanzar los propósitos culturales y folclóricos deseados y tan necesarios frente a la situación de inestabilidad política y de orden público en qué vivimos actualmente. De otra parte, la imagen de Ana Del Castillo se me vino al suelo dadas las condiciones en que se encontraba en el momento del accidente, con el agravante de su corta edad y la clase de compañías con quien anda. Ojalá esto haya sido un llamado del destino para que reflexione, aproveche y administre inteligentemente su talento y su belleza

Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

Editorial: Una lectura de los logros del ministerio de cultura

Editorial: Una lectura de los logros del ministerio de cultura

Pese al gran número de noticias que ha marcado estos últimos días –el inicio de los juegos olímpicos y los eventos que han animad...

Editorial: ¿Una negación apresurada de los riesgos de la vacuna del VPH?

Editorial: ¿Una negación apresurada de los riesgos de la vacuna del VPH?

Tras el escándalo causado por el caso de más de 300 niñas de Bolívar supuestamente afectadas por la aplicación de la vacuna del Pa...

Lo que más se escuchó en el 2014 (Parte I)

Lo que más se escuchó en el 2014 (Parte I)

Como es costumbre en esta columna, al finalizar cada año hacemos un balance de los vallenatos que más sonaron en el territorio naci...

El ocaso de los Festivales Vallenatos

El ocaso de los Festivales Vallenatos

Con muchos bríos, y luego de unas merecidísimas vacaciones, regresamos a este espacio con un tema de esos que levantan ampollas, espe...

Los alemanes de Tamalameque

Los alemanes de Tamalameque

Muy a pesar del color de la tez, el tamalamequero no se reconoce afro. En ese trajinar permanente, buscando historias para contar, he p...

Lo más leído

El tamal, un plato típico del Tolima

Alba Llorente Majana | Gastronomía

¿Por dónde le entra el agua al coco?

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

En el Plato del Hombre Caimán

Diego Andrés Rosselli | Patrimonio

Leandro Díaz y las mujeres de sus canciones

Redacción | Música y folclor

La Clavicembelada de Garcés

Alberto Muñoz Peñaloza | Ocio y sociedad

Otro festival vallenato en Cundinamarca

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Síguenos

facebook twitter youtube