Patrimonio

Eliel Rosa: “Las aceras son un lugar de encuentro”

Redacción

23/06/2014 - 11:30

 

Eliel Rosa Pensar y proyectar una ciudad requiere el compromiso de todos, y no solamente el de la clase política. Ésa es una de las ideas que el experto brasileño Eliel Rosa expuso a su paso por Valledupar.

En un encuentro organizado por la Cámara de Comercio, y dedicado a exponer los retos a los que se enfrenta una ciudad-región como la capital del Cesar, el conferencista expuso su experiencia en el desarrollo de la ciudad de Curitiba, una ciudad considerada hoy como un ejemplo de planeación a nivel mundial.

El primer reto consiste en superar la barrera del lenguaje. “Las ciudades que no logran desarrollarse no hablan el mismo idioma que su gente”, manifestó Eliel para aludir a un problema frecuente en la política: el de la representatividad.

Acordar un lenguaje común y entender cuáles son las necesidades de los ciudadanos es la base de todo. Y esto nos remite al punto más importante de la presentación de Eliel Rosa: cuidar lo social.

Lo “social” no puede definirse como una simple suma de individuos sino algo mucho más amplio: son todas las relaciones que existen entre personas. Estas relaciones son las que dan vida a una ciudad. Las relaciones son la ciudad.

Entender cómo ha de crecer una ciudad es entender cómo se crean sinergias, cómo se resienten, se alientan y se benefician las relaciones entre personas. “La gente no se unen por decretos – expresó Eliel Rosa–, sino por afinidades o necesidades”.

Siguiendo esta óptica, es necesario facilitar los encuentros entre personas, cuidar los espacios públicos, y no solamente los parques o las plazas. “Las aceras son un lugar de encuentro”, expresó Eliel Rosa antes de mencionar el nombre de Jane Jacobs, una científica que dedicó un estudio completo a las aceras. Una ciudad con aceras es una ciudad que se abre al desarrollo.

También es importante cuidar dos tipos de espacios: el espacio online (la conectividad  en Internet) y el offline (el espacio real en el que se encuentran las personas). Éste último es el más importante porque ahí es donde se genera confianza, donde se consolidan todos los proyectos importantes.

Más allá de estos conceptos, es preciso optar por un modelo de reparto de conocimiento y poderes que favorezca el desarrollo sostenible: la centralización tiende a aumentar la dependencia mientras que un modelo “descentralizado” o “distribuido” otorga autonomía y flexibilidad.

Sin embargo, Eliel Rosa fue muy claro. “No intenten hacer una copia de Curitiba porque no lo van a logar –explicó–. ¿Por qué hacer clones de ciudades si tenemos nuestra propia idiosincrasia? No hay otra Valledupar en el planeta”.

 

PanoramaCultural.com.co


0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

La programación del Mes del Patrimonio en Valledupar

La programación del Mes del Patrimonio en Valledupar

Hace poco más de cinco años que el mes de septiembre se ha convertido en Valledupar en un mes lleno de celebraciones y actividades cu...

El carnaval en Chiriguaná

El carnaval en Chiriguaná

  Según el Diccionario de la Real Academia, el término “Carnaval” procede del italiano carnevale, de carne (carne) y levare (...

Las lavanderas de mi pueblo

Las lavanderas de mi pueblo

  No hace mucho tiempo, nuestro río era lugar de tablas, jabón y ropa que lavar. El agua de las casas era para beber. Para lavar ha...

Fiesta, tradición, poder y sometimiento

Fiesta, tradición, poder y sometimiento

Desde muy joven he sido un observador atento de la cultura de mi pueblo y he ocupado parte de mi vida documentándola en escritos que...

“Sería para nosotros esperanzador si el mural pudiera ser restaurado”

“Sería para nosotros esperanzador si el mural pudiera ser restaurado”

  No hay un momento para descansar. Alba Luz Luque, presidenta de la Fundación AVIVA –la fundación que vela por la conservació...

Lo más leído

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

La independencia de Cartagena

Redacción | Historia

El “ahogao” más diligente

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Calixto Ochoa Campo: de corregido a Maestro

Juan Cataño Bracho | Música y folclor

Marta Arredondo: una diseñadora con identidad Guajira

Fabrina Acosta Contreras | Ocio y sociedad

Ruta cantinera de pueblo en pueblo

Edgardo Mendoza | Ocio y sociedad

El vallenato entró por Mompox

Alfonso Osorio Simahán | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube