Cine

El paseo 2: ¿Lo mejor de la comedia colombiana?

Alberto Campos

07/01/2013 - 11:00

 

Viajar en familia debería ser un placer, eso digo yo cada vez que salgo para Santa Marta con la familia, pero la realidad no siempre es lo que uno quiere. El mejor ejemplo lo tenemos con la película El Paseo 2: una comedia simpática y colombiana que viene a aportar una nota de humor local en las salas de cine.

Algunos leerán en estas primeras líneas algo de satisfacción, o mejor todavía, un aire de complacencia, y no se equivocan. El Paseo 2 es una película simpática, pero que no puede considerarse como una buena película.

Para no confundirlos les voy a explicar mi concepto, pero antes de esto es bueno recordarles de qué va la película y así empezar por el inicio.

Todo empieza con el plan de vacaciones de la familia Calvo que decide alejarse de Bogotá para pasar unos días en Cartagena, cerca de la playa con un poco de brisa y mar.

Aunque el viaje en autobús es pesado, la idea de unas vacaciones anima a todos los integrantes de la familia, y sin embargo un pequeño detalle acaba con toda esa ilusión. El error de la agencia de viajes les priva de habitación en el hotel y la familia está a punto de quedarse sin vacaciones.

Lo que salva a la familia es la aparición del gerente del hotel: Patrick, un hombre seductor y adinerado quien, además, conoce desde muchos años atrás a la esposa del matrimonio Calvo. El hombre les ofrece una de los suites más impresionantes del hotel, pero  lo que parece al principio un sueño termina siendo una pesadilla.

Desde el momento en que aparece el tipo argentino (con sus comentarios rimbombantes, sus sonrisas exageradas y sus caricias desplazadas), el marido se siente desubicado y menospreciado. De producir un esfuerzo importante para ganarse la atención de su esposa y dos hijos.

En ese esfuerzo el hombre pone en riesgo su salud, se lanza en unas pruebas arriesgadas como tirarse en paracaídas, pero eso no parece resolver la situación, sino todo lo contrario. Es el motivo de un alejamiento progresivo con la familia.

El resto de la historia es preferible no contarlo, aunque debo decir que es bastante previsible. Y mi crítica va justamente por ese lado. Desde el principio uno tiene la sensación de adivinar todo lo que acontece en la película. Los chistes son un poco cortitos y el tono de la película un poco ambiguo.

Uno no sabe muy bien si se trata de una película cómica, romántica o melancólica. El hecho de que todo se mezcle de distintas maneras y en distintas ocasiones, termina cansando al espectador más exigente.

Pero también hay que reconocer que el género de comedia es mucho más flexible. Tolera bromas u ocurrencias que no pasarían en otros, y muchos lectores encontrarán en este paseo motivos para sonreír.

En conclusión, se trata de una comedia más, sin grandes alardes, que no favorece al cine colombiano, pero sí ofrece algunos momentos de entretención para las familias o parejas.

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La ventana abierta por la película El viaje del acordeón

La ventana abierta por la película El viaje del acordeón

Lanzada a nivel nacional durante el mes de mayo 2015, la película Los viajes del tiempo ha recorrido un camino tortuoso –pero llen...

Historias de taxi y el festival de cine del mar de los siete colores

Historias de taxi y el festival de cine del mar de los siete colores

  Fue una de esas conversaciones espontáneas que surgen por cosas del destino, porque los interlocutores son llevados por la vida ...

Cómic y cine, dos lenguajes cercanos

Cómic y cine, dos lenguajes cercanos

El cine ha sido referencia fundamental para la narrativa gráfica secuencial, y esto es positivo, sobre todo en la variedad y riqueza...

“El mayor reto es contar historias para que los jóvenes las cuenten a sus hijos”: John Bolívar

“El mayor reto es contar historias para que los jóvenes las cuenten a sus hijos”: John Bolívar

La geografía colombiana tiene cada vez menos secretos para el director John Bolívar. Cuando no está en Bogotá realizando una serie ...

El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo

El Gran pequeño: cuando la fe y el optimismo lo pueden todo

El Gran pequeño (“Little Boy”) es el nombre del largometraje producido por el mexicano Eduardo Verástegui que se posicionó com...

Lo más leído

Freddy Molina: el recordado poeta del “Amor sensible”

Eddie José Dániels García | Música y folclor

Vincent Van Gogh o la furia de la pintura

Berta Lucía Estrada | Artes plásticas

La magia de los libros que fracasan

Luis Mario Araújo Becerra | Literatura

Los primeros cantantes vallenatos

Jorge Nain Ruiz | Opinión

Impetrando

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

La deuda histórica que asfixió a Haití

Johari Gautier Carmona | Historia

La rana camuflaje y la abuela Mémvè De Ôkêtê

Francisco Ballovera Estrada | Literatura

La fotografía de la cantadora Zoila Torres

Álvaro Rojano Osorio | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados