Cine

Los Juegos del hambre Sinsajo 2: el cierre de una saga

Alberto Campos

25/11/2015 - 04:35

 

Hace exactamente un año salía la tercera entrega de “Los juegos del hambre Sinsajo parte 1” (2014), dirigida por Francis Lawrence, y ya están aquí: Los juegos del hambre: Sinsajo, parte 2 (2015), de las manos del mismo director.

La parte primera de este tercer capítulo –la numeración puede confundir a más de uno- está bien dentro del tono distópico propio de la ciencia ficción. No obstante, la parte segunda se ve obligada a ser más proactiva y, por eso, a configurarse diferente como relato fílmico.

Con el final de la película anterior, parecía que uno oprimía un botón de pausa. Hoy, al comienzo de este filme que cierra el ciclo, uno siente que solo da play, que tan solo fuimos a comernos un emparedado con refresco y que hemos durado un año en ello, sin sentirlo.

Los juegos del hambre: Sinsajo, parte 2 retoma fuerzas como hecho narrativo y, con su cruce de aves híbridas (sinsajo), el filme narra bien el viaje de sus principales personajes hacia algo. Ese “algo” oscila entre el ansia de libertad para los residentes de los distritos (derrocar a la dictadura con sus juegos del hambre) y el afán de venganza (asesinar al dictador).

Ese dilema ético va configurando la personalidad de quienes marchan al Capitolio. A la vez, los acontecimientos los van redefiniendo en sus pensamientos y conductas, para sentirse manipulados por nuevas fuerzas. Estas ansían el poder para cambiarle la forma, pero no su esencia.

La película estructura este aspecto conceptual de manera bastante convincente: toma el tiempo necesario para dirimir conceptos, estudiar conductas e insertar de forma modal, metódica y segura las secuencias necesarias de acción. ¡Bien por los guionistas y bien por el director!

Es así como los jóvenes protagonistas descubren que están en juego otros factores o escenarios en los que ni siquiera habían pensado antes. Hay decisiones de guerra por tomar, pero también hay decisiones éticas. También los sentimientos asumen nuevos rostros: la alegría, el dolor y, ante todo, el amor.

Las actuaciones del equipo crecen en calidad, con Jennifer Lawrence más presente que nunca. La música es portentosa, necesaria y útil. La fotografía le corresponde muy bien a una magnífica dirección artística: mezcla sabia de escenografías con arte tecnológico (efectos visuales).

Lo cierto es que los libros de la escritora Suzanne Collins tienen buena gramática en cine, ahora también al llegar al final. Por otra parte, con aceptable versión 3D, los subtítulos fueron colocados de manera oportuna entre los personajes. Es curioso: así, se alienta el dinamismo dramático del relato y la tensión visual.

Especie de visión futurista de la lucha de clases, el filme Los juegos del hambre: Sinsajo, parte 2 logra superarse a sí mismo como elemental entretenimiento para adolescentes. Ha sido un buen cierre para una saga que ha dado mucho más de lo esperado (¡por dicha!).

 

Alberto Campos 

Sobre el autor

Alberto Campos

Alberto Campos

Cinescrúpulos

Alberto Campos, Valledupar (1976). Sociólogo y Abogado de la Universidad Popular del Cesar. En Cinescrúpulos expone su faceta de crítico y amante del Cine, pero con total independencia. Su fin es alabar las buenas películas y señalar las malas producciones.

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Votos de amor: el duro reto de reconquistar una pareja

Votos de amor: el duro reto de reconquistar una pareja

Siempre que voy a ver una película romántica espero encontrarme con una historia previsible donde dos personajes planos acaban enamor...

El Consejo de Cinematografía y Medios Audiovisuales del Cesar, respaldado por MinCultura

El Consejo de Cinematografía y Medios Audiovisuales del Cesar, respaldado por MinCultura

  A través de una convocatoria pública realizada por la Gobernación del Cesar y su Oficina Asesora de Asuntos Culturales, en el ...

Residente Evil 5: ¿una saga agotada?

Residente Evil 5: ¿una saga agotada?

La moda de los Zombies –o muertos vivientes– da para mucho. Hace tiempo que vemos cómo se instalan en los videojuegos, la literatu...

De la serie mítica a la comedia ligera: los cambios de Guardianes de la bahía

De la serie mítica a la comedia ligera: los cambios de Guardianes de la bahía

  Guardianes de la bahía fue uno de los grandes éxitos televisivos de los años 90. En esta serie mítica Pamela Anderson se most...

El hombre de acero: entre semi-Dios y súper-héroe

El hombre de acero: entre semi-Dios y súper-héroe

‘El hombre de acero es uno de los más llamativos estrenos de este año 2013. Una nueva apuesta de Warner para resucitar la saga de S...

Lo más leído

Duane, el arhuaco rebelde

Arnoldo Mestre Arzuaga | Pueblos

El regreso del vampiro en el cine de los 80 y 90: viejos temas, nuevas perspectivas

Norma Cabrera Macías y María Carmen Iribarren Gil  | Cine

Borges, en la eternidad

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rafael Orozco Maestre, una leyenda del vallenato

Alcibíades Núñez Manjarres | Música y folclor

La casa de mi abuela

Álvaro Rojano Osorio | Opinión

Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Juan Rincón Vanegas | Música y folclor

Las tres derrotas de Álvaro Gómez Hurtado

Eddie José Dániels García | Opinión

La lectura, según Roland Barthes

Elsa M. Ramírez Leyva | Literatura

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados