Música y folclor

Alberto Salcedo: “La canción vallenata es un gran piropo”

Redacción

14/01/2015 - 06:45

 

Alberto Salcedo: “La canción vallenata es un gran piropo”

Alberto Salcedo Ramos en Valledupar / Archivo: PanoramaCultural.com.co

Es importante abrir el debate sobre hacia dónde va la música vallenata. En este punto insistió en reiteradas ocasiones el cronista Alberto Salcedo Ramo, invitado a la celebración de los 465 años de la ciudad de Valledupar.

Siempre muy apegado al folclor vallenato, el periodista reconoció haber pasado una corta etapa de su infancia en esta ciudad, motivo adicional de ese amor que siente por un género musical que hoy conoce un momento sumamente importante en su desarrollo.

“Dudo que se pueda poner el nombre de vallenato a muchas canciones de hoy”, manifestó antes de añadir con un tono irónico. “Es posible que me haya vuelto viejo”.  

El talento musical y el sacrificio por un género son la esencia de la música auténtica costeña, y, por ende, de la música vallenata. Testigo desde muy temprano de la vida de los músicos de San Pelayo, el periodista rememoró momentos claves de su educación. “Cuando los veía, pensaba que esa gente era más grande que cualquier político […]. Aprendí de ellos el desenfado”.

Ferviente defensor del vallenato clásico, Alberto Salcedo explicó de donde nace la admiración que tiene por muchos de los compositores e intérpretes. “La música vallenata es una música de quijotes. Muchos empezaron cantando en la calle. Es una lección de principios y dignidad”.

Con respecto al papel limitado de la mujer en la música vallenata, el cronista admitió que el rol atávico del hombre había impedido su acceso. “La mujer ha sido más pasiva y receptiva”, expresó antes de describir el esfuerzo realizado por el hombre para seducir y una imagen tan tradicional en la costa Caribe como la serenata (o la mujer a la espera de su hombre en la ventana).  “La canción vallenata es un gran piropo. No conozco mejor piropo que una canción vallenata”, sostuvo.

El autor de la famosa diatriba sobre Silvestre Dangond, se mostró conciliante y crítico a la vez. No desea chocar con la nueva generación y mucho menos ser el defensor de un atavismo que impediría la progresión del género, pero expuso la necesidad de invocar el talento y la poesía como valores fundamentales de la música vallenata.

“Yo no tenía nada en contra de él (Silvestre). Quería abrir un debate necesario […] –explicó Alberto Salcedo–. No es una cosa personal, hay que aceptar la crítica”. Esto fue antes de hacer auto-crítica sobre su artículo y reconocer que en esa columna tendría que haber dicho en algún sitio que Silvestre Dangond es un tipo talentoso.  

 

PanoramaCultural.com.co 

 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La Gran gala prevista en honor a los técnicos del acordeón vallenato

La Gran gala prevista en honor a los técnicos del acordeón vallenato

Cuando sólo pensábamos en Villo Granados, Hildemaro Bolaños, Jorge Rojas, Javier García, Urso Rodríguez y unos pocos más, entre e...

Abre convocatoria del concurso ‘Los niños pintan el Festival Vallenato’

Abre convocatoria del concurso ‘Los niños pintan el Festival Vallenato’

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata anunció la apertura de uno de los eventos institucionalizados del Festival Vallenato:...

La música canadiense de Genticorum sedujo Valledupar

La música canadiense de Genticorum sedujo Valledupar

De Canadá llegaron con sus instrumentos y sonidos inusuales, dispuestos a mostrar la riqueza de su tierra, y Valledupar les recibió c...

El ExpoFolclor Vallenato, a punto de empezar

El ExpoFolclor Vallenato, a punto de empezar

Este jueves 25 de octubre inicia en Valledupar una edición preliminar de ExpoFolclor Vallenato, feria de exposición y negocios de pro...

Yo soy el Negro Guacoche, el hombre de la Puya Loca

Yo soy el Negro Guacoche, el hombre de la Puya Loca

Es un tipo negro y alto. Sus manos evidencian el trajín de una vida excesivamente dura. Quien lo vea de espalda, cuando está abanican...

Lo más leído

Lirio rojo

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Las espadas de Bolívar

Juan Carlos Vela Correa | Historia

Corraleja

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rubén Darío: vida y obra de un poeta insigne

Harold Alvarado Tenorio | Literatura

La mecedora: remedio infalible

Henry Vergara Sagbini | Ocio y sociedad

Así nacieron las corralejas

Aura Angélica Hernández | Patrimonio

La música del Bajo Magdalena y el vallenato

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados