Opinión

Un telar guajiro en Bogotá: sexta versión del foro Tejiendo esperanzas

Fabrina Acosta Contreras

19/08/2019 - 06:00

 

Un telar guajiro en Bogotá: sexta versión del foro Tejiendo esperanzas
Fabrina Acosta en uno de los foros Tejiendo esperanzas

"Nunca dudes de que un pequeño grupo de personas pueden cambiar el mundo.

De hecho, siempre se ha conseguido así", Margaret Mead.

En la guajira es momento de trascender a la cultura de paz, desarrollo y amor, que nos unamos para las buenas causas y que en colectivo exaltemos el nombre de nuestra tierra; que el ruido de la crisis no nos desconcentre de accionar los liderazgos transformadores.

Hablar de tejido es reconocer la importancia del trabajo en equipo y apostar a una visión propositiva de bien común, en la Guajira se requiere que afiancemos nuestras capacidades desde la activación de lo colectivo y solidario, que creamos en nuestro talento local, que recobremos la autoestima regional y que no nos amparemos en quejarnos de lo mal que van las cosas, sino que surja el orgullo guajiro para hacer bien las cosas, que retornemos a la grandeza que representa la cabeza de Colombia, ese único departamento del país que se escriben en femenino La Guajira.

Nos vamos con nuestro telar para Bogotá

Un equipo de guajiros motivados por un gran sueño, el sueño de que toda Colombia se entere de los grandes emprendimientos liderados por mujeres y hombres, que de manera independiente aportan a nuevas realidades, aquellos que no se esperan la transformación, sino que la propician.

De esta manera, el 29 de agosto del año en curso, emprendedores guajiros estarán en Bogotá hablando de deporte, turismo étnico, ciencia y tecnología, cultura y música como escenarios que generan esperanzas y nos permiten creer que La Guajira es una tierra que no se rinde y que siempre logra reinventarse.

Los asistentes al foro podrán disfrutar de una jornada de diálogos y conexiones profundas en torno al territorio guajiro; así como de experiencias internacionales, nacionales y locales, que permitirán conocer la diversidad de criterios indígenas, afros, tanto masculinos como femeninos, pertenecientes a la cultura guajira y estarán 3 invitados no nacidos en la guajira que son aliados de la causa social y desde sus liderazgos aportan esperanzas para la transformación social.

La iniciativa, liderada por la asociación Evas & Adanes, reúne el esfuerzo de nuevos liderazgos que desean mostrar al país, una región que no solo está rodeada por la corrupción y la desigualdad, sino por estos emprendimientos de héroes silenciosos que construyen un nuevo tejido social, considero que Las nuevas generaciones estamos tejiendo una nueva Guajira, desde una visión académica, cultural y con una política respetable, en la que lo que está mal hecho no siga naturalizado.

El foro contará con la participación de grandes personajes como Ana Lucía Ballesteros, emprendedora Guajira y creadora del proyecto ASAWAA; Dany Hoyos, creador e intérprete de Suso el paspi; Orianica Velázquez, jugadora de la selección Colombia de futbol femenino; Ángela Vanessa Ibarra Acosta, administradora hotelera y gestora turística –lideresa indígena del proyecto etnoturístico IWOUYA, María Isabel Urrutia, deportista y primera medalla de oro olímpica para Colombia, Andrés Barros “Pebé”, publicista, influencer y emprendedor, Inés Pitre Pinto, abogada y gestora deportista, creadora del campeonato de futbol femenino en Riohacha y de la Fundación Inprode, Ilka Fabiana Deluque, Doctora en ingeniería y destacada científica-investigadora en temas energéticos en entidades de orden internacional como el Banco Mundial, Sara Acosta, artista guajira y ex participante del programa la Voz Kids, María José Ospino, cantante y compositora, Eibar Gutiérrez, acordeonero, cantante y actor.

La esperanza de los retornos: ¿Qué son los retornos dignos?

“Todos los elementos, cuando están fuera de su sitio natural, desean volver a él,

principalmente el fuego, el agua y la tierra”. Leonardo Da vinci

Es reencontrarse con la historia, volver a ver las raíces y sentir ganas de sembrar para recoger los frutos de la transformación social, es sentir la necesidad de retornar y hacerlo, no como un ser que construye una identidad basada en ser aporte y no problema, logrando trascender a las preguntas: ¿Que hay en La Guajira para mí? ¿A cuál político me debo adherir? Y construyendo un criterio de retorno desde el interrogante ¿Qué tengo yo para darle a La Guajira?

En este sentido, el retorno digno es no apagar la llama del amor por la guajira, que el pensamiento crítico se integre con el creativo, que siempre está dispuesto a propiciar nuevas realidades y no espera que las soluciones lleguen desde otros. Guajiros que desde cualquier lugar del mundo siempre anhelan aportar a su guajira y regresan a ella con grandes emprendimientos o desde donde viven siempre están prestos a aportar al desarrollo de ideas transformadoras que no dejen apagar la esperanza de reinventar permanentemente a la dama inclinada del norte de Colombia: La Guajira.

Tejido de esperanzas con perspectiva de género

Las mujeres y los hombres, contamos con capacidades diversas y creativas cada uno desde sus roles pueden aportar grandes cosas; sus cosmovisiones como indígenas o afros, sus historias como deportistas, emprendedores, artistas o académicos permiten tejer un gran telar de diversidades que inspiran y generan muchos aprendizajes.

Escuchar de las mujeres como han logrado romper paradigmas ejerciendo roles que estaban limitados a los hombres es reconocer las múltiples capacidades que han sido otorgadas a nuestro género, es recordar que somos naturalmente resilientes y que ningún reto nos queda grande.

Encontrarse con historias de hombres que luchan por ser nuevas masculinidades y romper con las barreras del machismo, permite tejer una gran esperanza por la transformación social, en la cual, hombres y mujeres gocen de la garantía de sus derechos y podamos vivir en un mundo equitativo e igualitario.

Que se sienta la fuerza del telar guajiro, ese que, desde el respeto por las diferencias, la solidaridad, la fe en los demás y el amor por nuestra tierra logre tejer esperanzas y construir transformaciones, nuestra tierra lo necesita y lo merece.

Viva la guajira, la tierra que no se rinde y en la que tengo depositada todas mis esperanzas.

 

Fabrina Acosta Contrera

@Facostac

Sobre el autor

Fabrina Acosta Contreras

Fabrina Acosta Contreras

Evas&Adanes

Nieta de Rita Contreras, leyenda viva de 109 años. Escritora e investigadora Guajira, psicóloga, Magister en estudios de género, Magister en Gestión de Organizaciones y Especialista en Alta Gerencia. Creadora de la Asociación “Evas&Adanes” desde la cual lidera diversas iniciativas ciudadanas como los foros “La Mujer en el vallenato”, “Tejiendo esperanzas por la Guajira”, el programa radial Evas&Adanes, entre otras. 

Ha recibido reconocimientos por la causa que lidera tales como: Joven sobresaliente de Colombia TOYP 2018 (JCI Colombia), máxima distinción del departamento de La Guajira medalla Luis Antonio Robles, personaje diez en el departamento de Amazonas, medalla a Mujer extraordinaria con proyección social otorgada por la Asociación de Mujeres de la Guajira. 

Ha sido columnista por más de 10 años de varios medios puntualizando temas de género y derechos de las mujeres, así como las causas por la guajira. Es autora de los libros Mujer Sin Receta: Sin Contraindicaciones para hombresEvas culpables, Adanes inocentes”, “De esas costumbres que hay en mi tierra: una mirada a los imaginarios sociales de la violencia de género”, “Mujeres sin receta: Más allá de los mitos”.

 

@Facostac

1 Comentarios


Fernanda Castrillon Torres 16-09-2019 11:46 AM

Fue un evento con mucha identidad regional. Todos los participantes disfrutamos y sentimos que la Guajira necesita de gente comprometida y si la hay y estamos trabajando por Ella

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Que se deje ver más la cara

Que se deje ver más la cara

El agua en La Paz, Cesar, sale cuando se le antoja. Los habitantes de este municipio sufren diariamente su presencia irregular. Por lo...

Añoro los mano a mano

Añoro los mano a mano

En las décadas de los años setenta y ochenta, en el horizonte de nuestra música vallenata y especialmente en nuestra región Caribe,...

La inmunidad de rebaño

La inmunidad de rebaño

  Retomando el tema, todavía la ciudadanía se pregunta cómo se logró la inmunidad de rebaño en el Concejo municipal de Valledupa...

Choque de trenes por la Paz

Choque de trenes por la Paz

No sé si se pueda llamar “choque de trenes” como lo hacemos cada vez que se enfrentan las altas cortes entre sí, pero de lo que...

Hijo, cómo pasa el tiempo

Hijo, cómo pasa el tiempo

Han transcurrido 10 años desde ese día mágico y maravilloso del 5 de enero del 2005, cuando Dios, en un gesto de su infinito amor, d...

Lo más leído

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

La década de la Gran Colombia

Alonso Fernández García | Historia

¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Alicia Angosta | Ocio y sociedad

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados