Literatura

Las letras en el Cesar: una entrevista a Luis Mario Araújo

Redacción

01/04/2024 - 05:15

 

Las letras en el Cesar: una entrevista a Luis Mario Araújo
El ensayista Luis Mario Araújo / Foto: Youtube

 

Autor de varios ensayos sobre la literatura en el departamento del Cesar, Luis Mario Araújo se ha distinguido por indagar en la obra de los autores que han marcado este territorio y por su análisis sobre la evolución de estas obras.

Su columna “La reserva”, en PanoramaCultural.com.co, se ha convertido en un lugar de referencia para conocer la cartografía literaria de este rincón del Caribe colombiano, y entre sus investigaciones, cabe destacar el escrito “¿Qué sabemos sobre las escritoras del Cesar?”.   

A continuación, reproducimos este diálogo entre el investigador Roberto Montes Mathieu y el escritor cesarense Luis Mario Araújo, con relación a la vida literaria y cultural en el departamento del Cesar. Esta importante conversación brinda una panorámica de lo que viene ocurriendo con las letras en esta región del Caribe colombiano: un escenario lleno de sombras y luces. 

Roberto Montes Mathieu: ¿Cuál es el estado actual de las letras en el Cesar? (autores vivos y obras...)

Luis Mario Araújo: La literatura en el Departamento de El Cesar, a diferencia de lo que muchos perciben, es una literatura vibrante, activa, que produce constantemente textos. Ahora, otro tema es si esos textos alcanzarán lo que yo llamo “otras alturas”; es decir, la consagración, ser leídas en los días por venir, gracias a su calidad o innovación. Pero, ese es un análisis que le dejo a los críticos y académicos.  

Hecha esta breve introducción y sin olvidar que venimos de nombres como José Francisco Socarrás, Clemencia Tariffa, Luis Alejandro Álvarez, Diomedes Daza, Edelma Zapata, Luis Mizar, para citar sólo algunos de los que ya no están con nosotros, a efectos de responder a tu pregunta, trataré de proponer un inventario aproximativo de los autores cesarenses más representativos en la actualidad.    

Un primer grupo, está conformado por escritores como:

Álvaro Morales Aguilar (Tamalameque, 1939), autor de libros destacados a nivel nacional como Vida y asombros de Don Ruma, El señor secretero, Los peces de octubre, entre otros.

Mary Daza Orozco (Manaure, 1950). Finalista del desaparecido Premio Plaza y Janés de novela en dos ocasiones; la primera con ¡Los muertos no se cuentan así! y la segunda con Cuando cante el cuervo azul. Además, ha publicado Beliza tu pelo tiene…, Cita en el café La Bolsa, entre otros textos. 

Jahel Peralta Mendoza (San Diego, 1950). Autor multifacético, ha ido de la novela, al cuento, poesía y crónica. Entre sus libros están La rebeldía de los mansos, La piel del diablo, El sermón de la ventana.

José Atuesta Mindiola (Mariangola, 1952). Poeta, autor de A los ojos de todos, Dulce arena del musengue, Metáforas de los árboles, Epifanía de la memoria, entre otros.

Luis Alberto Murgas (San Diego, 1959). Se ha destacado como poeta y tallerista de la Red RELATA-Valledupar. Entre sus publicaciones se destacan Errancia del agua, Hojas de hayo, Epifanía de la luz, Animales Líricos, El oscuro sendero del ombligo.

Beethoven Arlant (Atánquez, 1961).  Este autor tiene una destacada trayectoria en el campo de la literatura infantil. En 1993 recibió Mención de honor en el Primer Concurso Internacional de Cuento infantil “Raimundo Susaeta”; en 1994 resultar ganador de la Segunda versión del “Susaeta” con el cuento Isabel, o el fin de la casa blanca; y finalmente, en 1994, ganar con su libro La vendedora de arcoíris, el IV Concurso de Cuento Infantil Confamiliar. Su obra se vierte en varias antologías, así como en La vendedora de arcoíris (dos ediciones: 1994, 2019) y Enigmas paralelos (2019).

Alonso Sánchez Baute (Valledupar, 1964). Novelista. Autor de libros como: Al diablo la maldita primavera (ganadora del premio Ciudad de Bogotá de novela), Libranos del bien, Leandro, ¿De dónde flores si no hay jardín? y La mirada de humilda.

Pedro Olivella Solano (San Diego, 1967) importante poeta cesarense, fundador en su tierra natal, del grupo cultural Café Literario Vargas Vila y ganador en varias ocasiones de concurso departamental de poesía. Entre sus libros se cuentan: Cinco poetas cesarenses de finales del siglo XX, Libro de Caín, Signo de Pez, Ebria elegía del canto, además de haber sido incluido en antologías como Nueve poetas cesarenses y tres canciones de Leandro, entre otras. También publicó la novela Ciudad Espada, un hermoso retrato del alma de nuestra sociedad.

Junto a ellos, otros nombres como los de Ulises Ospina (Codazzi), poeta, miembro del grupo Café Literario Vargas Vila de San Diego, Cesar. Autor de Círculo de fuego, De gallos y Reinos circulares; Anselmo Rangel (Chimichagua) La historia de la bruja cotuda y La única explosión que no mata; Diógenes Pino (Tamalameque) con los cuentos de Agua de tinaja; Ledys Jiménez (Valledupar) con sus libros de cuentos como Tardes tristes con testigos; Luis Barros Pavajeau (Valledupar), con la novela Ciudad Baabel, y los reportajes Los salmos de la sangre y Vallenatos del mundo; Néstor Quiroz (Curumaní) con sus colecciones de cuentos La monja del hospital y otros relatos, Adornos peligrosos y Cuentos dispersos para leer de afán; Alberto Peñaranda (Valledupar), con la novela En el noroeste de las cosas y Antología de los peores cuentos hispanoamericanos; Rodolfo Ortega Montero (Atánquez), uno de nuestros mejores prosistas, con textos como En el valle de Eupari;  Rodrigo Zalabata (Valledupar), con el libro de cuentos El despertar de los sueños; la periodista María Angélica Pumajero (Valledupar) con la novela Una canción para Ethan; el poeta Orlando Fénix (Valledupar), con El peregrino de los bosques y Veintiséis poemas;  el poeta José Luis Molina (San Diego), quien ha sido varias veces ganador de los concursos departamentales y se cuenta en varias antología; Anna Francisca Rodas (Gamarra) con los poemarios Obsidianna y La soledad de las clepsidras; Jacobo Solano con La maldición de Fiorella Moratti y Luis Mario Araújo (San Diego), con El Asombroso y otros relatos, Literatura del Cesar: identidad y memoria (ensayo), Tras los pasos de un médico rural (ensayo), Las miradas a la guerra y La aldea.

Hoy, comienza a destacar una generación de jóvenes escritores a la que vale la pena seguir; como Félix Molina (Valledupar), con El álbum de la infancia o El discurso de la lluvia; Carlos César Silva Araújo (Valledupar), con su magnífico libro de cuentos La cacería de los perturbados; Miguel Barrios (Astrea) con otro libro de cuentos importante ¿Dónde están los salvajes?; el poeta William Jiménez (Valledupar) con Épica de la sangre o Tormenta de fiebre; Rodolfo Celis (El Copey), con su destacada novela El último duelo del hombre pez;  Nelson Navarro (Astrea), con sus cuentos reunidos en Todas mis luciérnagas muertas; Alfredo Baldovino Barrios (Bosconia) con La vida de los otros;  Luiser Suárez (El Paso), quien publicó el libro Vértice de oración; Bayron Araújo con Serpientes de humo y Consuelo (publicados en México); César González con su poemario Euparí-Roll y Aurora Montes (Valledupar) quien ha venido destacándose en la cuentística.

En este punto, mención especial para Diana López Zuleta (La Paz) con su impactante texto Lo que no borró el desierto, ejemplo de la literatura testimonial o de “hechos reales”; para Luis Felipe Núñez (Valledupar) quien con sus cuentos ha ganado el Premio de cuento de La Cueva (Barranquilla) y en este 2023 el Premio Casa de las américas (Cuba), esperamos la pronta aparición del libro ganador de este último certamen y para Luisa Isabel García (Luisa Villa) (El Copey) que ha publicado los libros “Dios fue mejor cuando era tigre”, incluida en la antología “Luz al vórtice de las palabras”, y quien resultó ganadora del importante Premio Internacional de Poesía “Gabriel Celaya”, de España, en su versión 2023, con el libro “Hijas de las perras negras”.  

Advertencia final: este es sólo un listado aproximativo. Seguramente, han quedado muchos en el tintero. Excuso mi olvido.

¿Hay actividades culturales permanentes? (conferencias, lanzamiento de libros, conversatorios, programas radiales, recitales...)

Uno siempre quiere que existan más actividades culturales en el departamento y siente que nunca son suficientes. Sin embargo, instituciones como la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez y el Banco de la República, suelen programar actividades periódicas, ante todo conferencias y lecturas. En el caso de la Biblioteca Carrillo, es notable el Encuentro de Escritores del Cesar, que se hace anualmente. Al respecto, destaco el nombre de Darío Leguizamo, quien desde esa institución ha dado – junto con su anterior directora Rocío García – un impulso a este evento y se han preocupado por traer autores de importancia nacional que puedan alimentar a nuestro público y creadores locales.  Ojalá la nueva administración de la biblioteca departamental siga apoyando…  

El Taller de literatura de la red RELATA, de la mano del poeta Luis Alberto Murgas, es muy activo en Valledupar. Ha dado frutos, tanto que muchos de los escritores de la nueva generación en el Cesar, pasaron por esa escuela.

También, quisiera resaltar el esfuerzo de colectivos culturales privados, como el Café Literario Vargas Vila de San Diego, el cual sigue realizando eventos frecuentes y publicando libros como grupo.

¿En qué medios del Cesar publican sus trabajos? (periódicos, revistas, medios digitales…)

La publicación de los autores cesarenses obedece, en mayor medida, a un esfuerzo propio, de auto edición. Sin embargo, medios locales como el periódico El Pilón, han venido abriendo espacios para publicación de artículos y entrevistas sobre nuestra literatura.

Un esfuerzo quijotesco es el de la Revista Letras, del periodista William De Avila, quien se atrevió a hacer una revista de contenido netamente cultural. No sale con la periodicidad que quisiéramos, pues depende del apoyo de amigos, pero siempre que se publica hace un aporte importante.

En los medios digitales, el mayor difusor es PanoramaCultural.com.co que, de la mano de Johari Gautier Carmona, un ciudadano franco-español que adoptó a Valledupar como su lugar, viene haciendo un trabajo formidable a favor de nuestros creadores. Les ha dado una ventana de expresión y difusión inigualable.    

Hubo un taller literario importante, el Vargas Vila de San Diego, ¿qué queda de eso? ¿Hay otros?

Te corrijo: no hubo; hay un grupo literario en San diego, llamado Café Literario Vargas Vila. Aunque ya no funciona como una organización de carácter jurídico, es decir no es una fundación o asociación, legalmente constituida y esas cosas, si es un colectivo de creación muy activo.

En los últimos tres años, para darte sólo un ejemplo, se han publicado Tras los pasos de un médico rural (un ensayo sobre Manuel Zapata Olivella), Ciudad Espada (novela), Las miradas a la guerra, La aldea (novela), El oscuro sendero del ombligo (poesía), Animales líricos (poesía), Enjambre de soledades (poesía), Frente al espejo (un libro sobre el trabajo pictórico de José Luis Molina), todos de autores del grupo. Además, se mantienen inéditas dos novelas y un poemario de Jahel Peralta Mendoza, otro poemario de Pedro Olivella Solano, un libro de cuentos de Jorge Luis Guerra, varios de Luis Alberto Murgas y Molina Torres, muestras de que el trabajo sigue… 

¿Se realizan encuentros de escritores?

Como mencioné antes, bajo el auspicio de la Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez se celebra el Encuentro de Escritores del Cesar, anualmente. En 2023 se realizó la primera Feria del Libro de Valledupar que, de la mano de Juan Carlos Quintero, Carlos Marín y el periódico El Pilón, marcó un hito y abrió una puerta que esperamos se mantenga.

E insisto, los colectivos culturales privados, realizan encuentros frecuentes, de menor escala. Lanzamientos de libros, charlas de escritores locales o invitados. Y el Café Literario Vargas Vila, que en años anteriores organizó el Festival Nacional de Poesía por más de 14 años, viene haciendo intentos de impulsar nuevamente este certamen. Se logró parcialmente, en los años 2016, 2017 y 2018, cuando la administración municipal de San Diego, también se sumó al esfuerzo. Ahora esperamos un nuevo aire para este evento, que ha marcado la historia de la literatura del Cesar.   

¿Y concursos literarios?

En el departamento del Cesar se realiza anualmente el Concurso departamental de literatura, bajo el auspicio de la Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez. Este concurso recoge las modalidades de Poesía adultos y niños; Cuento adultos y niños. La premiación consiste en un estímulo dinerario y en la publicación colectiva de los ganadores y finalistas de los concursos.

Incluso, esta institución en 2023 realizó un concurso adicional de Poesía “sub 30”.

Me parece importante que no se pierda este espacio, pues ha sido fundamental para la promoción de los valores literarios en el departamento.

Vallenato o literatura, ¿cómo hacer para que uno no absorba al otro?

Lo ideal sería que lo uno no absorbiera lo otro; sin embargo, la realidad es otra. Aunque hay muchos nombres de escritores activos, es indudable que el gran público sigue a sus cantantes de vallenato…primero que a cualquier otra manifestación cultural. Es normal que así sea, la literatura siempre ha sido una manifestación para minorías y no hay complejo en eso. Está bien que así sea. 

Aquí lo importante son dos cosas: 1. Que los creadores literarios no han olvidado sus raíces, beben de esas raíces de la música vallenata, de las viejas historias; más no se han quedado allí, han tomado eso y lo han transformado, en muchos casos, trascendido.  2. Que los creadores literarios tienen un público minoritario, pero tienen un público. Las universidades, que han acrecentado su presencia en la región, vienen a ser un factor positivo, aprovechable, para que los trabajos de nuestros escritores se difundan. Espero que ellos entiendan esto y pueblen este terreno. 

¿Cuáles crees que sean los problemas que deben afrontar los escritores nuestros?

Ser escritor en nuestra región implica varios retos: El primero es el de tener una formación adecuada para escribir. Es decir, tener acceso al material literario, a las conversaciones que permitan compartir, discutir con otras personas interesadas y formadas en el tema. No obstante, con el internet y nuevas tecnologías, esto se puede superar fácilmente. En segundo lugar, el problema de tener acceso a las editoriales, las cuales están en el centro de país y no ven la periferia. Mira los nombres de la literatura colombiana hoy. Todos bogotanos o cerca al centro. Incluso Alonso Sánchez Baute, uno nuestro, vive desde los años ochenta en Bogotá. En tercer lugar, para aquellos que no quieran o no puedan publicar con las editoriales, la auto publicación es un tema complejo, costoso en la región. Y la calidad, el diseño, sobre todo, no está aún en el nivel deseado. En cuarto lugar, la difusión de las obras es muy débil.    

 ¿Qué tienes para publicar?

Actualmente, no tengo nada para publicar. En 2021, publiqué Las miradas a la guerra y en 2023 un libro llamado La aldea, que se propone ser para niños. Ha funcionado para adultos también. Estos dos libros son cara y sello: dos facetas de una misma temática y de una misma sensibilidad. Un experimento que me ha dejado muy contento, ¿sabes? Tengo un par de ideas desde hace un tiempo y, cada vez, las veo más cerca de concretarse, estoy en la investigación… Ya habrá noticias de eso…

 

PanoramaCultural.com.co

 

1 Comentarios


Willy Ramos 01-04-2024 10:40 AM

Interesante artículo. Nos da una idea de la cantidad de escritores que luchan por hacerse oír. Escribir siempre es muy difícil en todos los lugares. Gracias Willy Ramos

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

El último vuelo del flamenco de Mia Couto

El último vuelo del flamenco de Mia Couto

Cuando terminé “El último vuelo del flamenco” (2002), del mozambiqueño Mia Couto, exclamé en voz alta: ¡Qué libro tan hermo...

La gente de Aritama, presentado oficialmente en Valledupar

La gente de Aritama, presentado oficialmente en Valledupar

Cincuenta años después de su primera edición en Estados Unidos, uno de los libros de mayor importancia etnográfica para Colombia ve...

Seis Poemas de la serie Ausencias

Seis Poemas de la serie Ausencias

  TRONCO AÑOSO                                                     A papá Carl...

La soledad de Gómez Jattin

La soledad de Gómez Jattin

  “Llévate cordel y una navaja y construye un barrilete y eleva con él tu soledad hasta las nubes”. En el mismo mes, con cincu...

Diez escritores famosos que dejaron novelas inconclusas

Diez escritores famosos que dejaron novelas inconclusas

  Llevar adelante un proyecto de novela puede verse en muchas ocasiones dificultado: por la falta de tiempo o información, dificulta...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados