Turismo

Tres lugares emblemáticos del Festival vallenato

Redacción

13/10/2021 - 05:00

 

Tres lugares emblemáticos del Festival vallenato
La plaza Alfonso López, el Parque de la Leyenda Vallenata, y el desfile de piloneras en la avenida Simón Bolívar

 

A lo largo de los más de cincuenta años de vida del Festival de la Leyenda Vallenata, algunos escenarios de la ciudad de Valledupar han ganado protagonismo hasta convertirse en verdaderos lugares míticos, con sus encuentros, anécdotas y recuerdos.

Este paseo que le ofrece PanoramaCultural.com.co le invita a viajar en la geografía, pero sobre todo en el tiempo (aquella dimensión que no depende únicamente de nosotros sino también de la memoria colectiva).

La Plaza Alfonso López es el epicentro por excelencia del festival. Desde los inicios en 1968 se disputaron en esta plaza los concursos de acordeoneros profesionales. Desde una tarima (que más tarde adoptaría su estructura permanente), se realizaron las finales más hermosas.

En esta plaza se consagró el primer Rey Vallenato, Alejo Durán, en 1968, frente al palo de mango, y al año siguiente lo hacía Nicolás “Colacho” Mendoza desatando la primera pedrada histórica del festival. Una parte importante del público expuso su descontento, prefería al otro gran favorito, Lisandro Meza –que desde entonces recibió el apodo de “Rey sin corona”, y siguió expresando su descontento o sus alegrías durante muchos años, porque la Plaza Alfonso López fue durante mucho tiempo sinónimo de fervor y pasión.

En el primer concurso de Rey de Reyes (en 1987), la plaza fue testigo de uno de los momentos más conmovedores, ya que, tras un cometer un error que pocas personas notaron, Alejo Durán decidió bajarse de la tarima y descalificarse, facilitando la victoria de Colacho Mendoza y abriendo la puerta a otra protesta popular. 

En la actualidad, se siguen organizando los concursos de acordeón profesional en la Plaza Alfonso López, pero las finales han sido trasladadas al Parque de la Leyenda Vallenata.

El Parque de la Leyenda es, desde el año 2004, el otro gran escenario del Festival de la Leyenda Vallenata. Su construcción en la cercanía del río Guatapurí fue consecuencia del crecimiento inevitable del evento, pero también la necesidad de adoptar otro modelo económico en el que se pudiera cobrar la entrada y organizar eventos de dimensión espectacular.

Ya desde el año 1995, la gestora cultural Consuelo Araujo –el alma del evento en aquel entonces- consideró que debía construirse este parque (porque la plaza Alfonso López se estaba quedando pequeña), pero sólo fue en el año 2000 que se colocó la primera piedra y el año siguiente fueron aprobados los primeros recursos para su construcción.

El Parque es hoy en día el lugar de las grandes celebraciones. Cada año se inaugura el evento con la llegada de las piloneras hasta el parque de la Leyenda Vallenata, y después de los discursos oficiales (en los que pueden intervenir el alcalde, el gobernador y hasta el presidente del país), se abre la celebración con grandes artistas invitados. Aquí se desarrollan las finales de los concursos de acordeón durante el festival.

Finalmente, la avenida Simón Bolívar es la gran arteria del sentimiento popular. Después de haberse organizado durante los primeros años en la carrera novena y parte del centro, la avenida Simón Bolívar (o carrera 19) fue escogida para este momento clave en la realización del festival.

Aquí se encuentra el pueblo con el pueblo al son del pilón. Aquí se baila y se premian a las comparsas que durante meses se preparan para esta ocasión. Además, en un espejismo que aglutina folclor y tradición, las comparsas pasan por el monumento Pedazo de acordeón y la Pilonera Mayor, otros grandes símbolos del folclor vallenato en Valledupar.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Valencia de Jesús, el edén musical de Calixto Ochoa

Valencia de Jesús, el edén musical de Calixto Ochoa

  En la época prehispánica, Valencia de Jesús era un paraje de indígenas Chimilas; estaba rodeada de fértiles  llanuras, conoci...

El monumento a la maríamulata en Valledupar y sus secretos

El monumento a la maríamulata en Valledupar y sus secretos

  Inaugurada  en el año 2000 para celebrar los 450 años de la fundación de Valledupar, la Mariamulata es uno de los monumentos m...

La sirena del río Guatapurí y su leyenda

La sirena del río Guatapurí y su leyenda

  Dorada y erguida sobre un trono, la sirena resplandece. Domina el río Guatapurí y fascina al paseante que la observa desde el pue...

Etnoturismo en Colombia: ¿Un riesgo para la cultura indígena?

Etnoturismo en Colombia: ¿Un riesgo para la cultura indígena?

Ahora viajar puede ser más que una experiencia pasiva. Ser parte de otra cultura, por lo menos en una pequeña medida, compartir fo...

Un convenio para sacarle el jugo al Museo del Acordeón

Un convenio para sacarle el jugo al Museo del Acordeón

Desde sus inicios en Valledupar, el Museo del Acordeón se ha caracterizado por ofrecer al público una experiencia única para conocer...

Lo más leído

Lirio rojo

Arnoldo Mestre Arzuaga | Música y folclor

Las espadas de Bolívar

Juan Carlos Vela Correa | Historia

Corraleja

Luis Carlos Ramirez Lascarro | Literatura

Rubén Darío: vida y obra de un poeta insigne

Harold Alvarado Tenorio | Literatura

La mecedora: remedio infalible

Henry Vergara Sagbini | Ocio y sociedad

Así nacieron las corralejas

Aura Angélica Hernández | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados