Extractos de la miniserie El aprendiz de poeta

 

Era oscura la noche y él, enamorado hasta la médula, rondaba la penumbra cercana a la terraza iluminada de su enamorada. ¿Cómo traspasar ese límite tan nerviosamente trascendental sino cantando?

Convino con su compañero serenatero y así lo hizo: “Canta trovador, emerge de la sombra, que vengo enamorado. Abre el corazón diciéndole a mi novia que volvió su paisano”. Fue una canción de amor de esos que hay que volver a conquistar, que luego el mundo cantó para reconfirmar la fuerza poética que navega en la sangre de Jacinto Leonardy Vega Gutiérrez, hoy protagonista de la miniserie ‘El aprendiz de poeta’, primera producida en un formato audiovisual para la red social Instagram.

Se trata de entregas muy cortas, de un minuto, que develan a un ser humano sensible narrando las historias que subyacen en sus cantos y entonándolos con el sentimiento tan natural que lo caracteriza, evidenciando la impresionante carga poética que le imprime a cada creación, o como él anuncia, “nos asomaremos juntos a descubrir fragmentos del alma del poeta”.

La producción, realizada por el canal de televisión Alma Parrandera, fue grabada en locaciones frente al mar de Puerto Colombia, en Atlántico, y muestra en un escenario fresco al cantautor acompañado de su acordeonero, el sanjacintero Carlos Daniel Olivera, contando y cantando su vida y sus canciones. ‘La novia del poeta’, aquí descrita, ocupó el primer capítulo de la miniserie estrenada el pasado ocho de abril.

Para la segunda entrega, el tema escogido fue ‘Una canción eterna’, emblemática obra de este compositor, que da cuenta de su infancia en su entorno natal en La Junta, en San Juan del Cesar/La Guajira, donde los acontecimientos naturales son acontecimientos exacerbados por la inspiración de los poetas de aquí; donde “el sol se levantaba más temprano, la luna era un farol sobre la sierra” y había grandes trovadores que lo infundían ganas de hacer lo que hacían ellos: cantar la vida en su esencia más pura, lo cual logró al crecer, en un relato de aquellos años:  “Era Marín ‘El ángel del camino’ y Calderón la ‘Luna sanjuanera’, Rosendo ‘el Trovador de Villanueva’ y yo sin parrandear porque era un niño”.

‘Una canción eterna’ ha sido una verdad literal dentro del universo vallenato, por cuanto representa el homenaje perpetuo que rinde el autor a los poetas que fueron antes que él, de los que pudo abrevarse como privilegiado miembro de la última generación de compositores que tuvo acceso directo a esos grandes. Es una obra con varias versiones grabadas y muchísimas interpretadas por artistas diversos que la han apropiado para sus vidas y repertorios. “Tal vez porque estamos extrañando la gente joven que está ávida de describir vallenato verdadero, han convertido esta canción en un símbolo mío, más de veinte años después de que la canción saliera”, explica Jacinto Leonardy Vega.

Esta forma novedosa de poner en contexto la música vallenata tradicional y aportarle a los procesos de salvaguardia de la misma como patrimonio inmaterial de la humanidad. Es una forma creativa de hacer uso de las nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación, poniendo contenidos en formatos dinámicos y didácticos, garantizando un mayor alcance de audiencias, como efectivamente está sucediendo en la cuenta de Instagram @jleonardivega @almaparrandera, desde las cuales son compartidos por otros usuarios en esa y otras redes de forma profusa.

En los capítulos siguientes, la audiencia podrá conocer contextos de canciones como Flores de abril, que narra el episodio de un recreo en el Colegio Nacional Loperena, de Valledupar, cuando entra enjambre de jovencitas vistiendo sus sonrisas y sus uniformes de blanco y azul, lo que se convierte en el punto de partida de la creación literaria cantada.

Y seguirán en la miniserie muchas otras canciones, del amplio repertorio –todo romántico- que tiene este poeta, que en unos versos se declara tan enamorado “como vive el día del sol, como los poetas del amor y de las flores el colibrí”, para personificar en otros a un ser “hecho de pétalos frágiles; soy humano y de lágrimas fáciles, tengo el alma de un niño indefenso y las alas quebradas de un ángel”, o convertirse en un floricultor con “la más bella de todas las flores habitan solitaria en su alma, radiante, nadie puede arrancarla, no pueden lastimar mis amores?”

Es, en síntesis, un mortal fuel a su esencia bucólica, que ha hecho de los episodios de su vida una colección de metáforas que lo mantienen con el alma repleta de amor y el corazón contento, sintiéndose hoy más poeta que ayer, así pregone que es un aprendiz de poeta.

 

Mariaruth Mosquera

@Sherowiya

Artículos relacionados

El Cocha Molina: “Dicen que soy un maniático del acordeón”
El Cocha Molina: “Dicen que soy un maniático del acordeón”
Sólo tenía 17 años cuando Diomedes Díaz le propuso formar parte de su grupo. Era...
Un nuevo record en el número de concursantes del Festival Vallenato
Un nuevo record en el número de concursantes del Festival Vallenato
El Festival Vallenato sigue siendo motivo de expectación y de interés para los amantes...
“No creo que sea necesario salirse de los cánones del vallenato para triunfar”: Silvio Brito
“No creo que sea necesario salirse de los cánones del vallenato para triunfar”: Silvio Brito
  La conservación de la auténtica música vallenata es la gran preocupación de los...
Abiertas las convocatorias para los concursos del 50 Festival Vallenato
Abiertas las convocatorias para los concursos del 50 Festival Vallenato
  El gran evento del folclor vallenato se acerca a pasos agigantados. La mejor...
La caravana de Willys Parranderos abre el baile festivalero
La caravana de Willys Parranderos abre el baile festivalero
'El paseo de El Cacique'. Así fue llamado este año el tradicional desfile de Willys...
.::Muchos años después… Gabo en México::.
.::Tolú, Historia y Cultura.::.