Turismo

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander

Redacción

21/06/2019 - 05:40

 

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander
Una vista del Templo de San Francisco en Ocaña / foto: PanoramaCultural.com.co

Rebasando los límites del Cesar, a pocos kilómetros del municipio de Río de Oro, Ocaña nos recibe con una calidez típica del Norte de Santander.

Esta ciudad de poco más de 130.000 habitantes, cultiva un espíritu innegable de grandeza e influencia. Sus aires de urbe poderosa no sólo se deben a su ubicación en lo alto de la cordillera de los Andes, a 1200 metros de altura, sino también a sus calles y monumentos que favorecen la imagen de una metrópolis desarrollada y consciente de su capital cultural y turístico.

Fundada en el año 1570 por el capitán Francisco Fernández de Contreras,  Ocaña goza de un prestigio importante en la historia de Colombia. Si bien es cierto que nunca tuvo resonancia en las grandes decisiones del Estado o en sus instituciones, tuvo un papel preponderante en el encuentro de grandes personalidades políticas latinoamericanas.

En el transcurso de la guerra de Independencia, Ocaña se revistió de un marcado carácter estratégico ya que, en esa misma ciudad, Bolívar decidió en el año 1813 consolidar sus fuerzas para la Campaña admirable con tropas momposinas y de la región. Por ese motivo, la denominó “Brava y libre”.

A continuación, en el año 1815, Santander fue nombrado en esa misma ciudad Comandante General de las tropas de reconquista del Norte lo que asoció definitivamente el nombre de Ocaña con la independencia colombiana. Sin embargo, se conoce más Ocaña por la reunión del 9 de abril de 1828 en el templo de San Francisco, donde Santander y Bolívar se enfrentaron en el seno de la Convención constituyente para reformar la carta magna expedida en Cúcuta en el año 1821, pero sin lograr ningún acuerdo. El resultado inmediato de este desencuentro fue la dictadura de Bolívar, un atentado contra su vida y la posterior disolución de la Gran Colombia.

En el Templo de San Francisco (monumento declarado patrimonio nacional desde 1937), que hospeda el Museo de la Gran Convención, se documentan las desavenencias que existieron entre Bolivaristas y santanderistas, así como los rumores de una rivalidad amorosa insuperable. Es uno de los lugares más hermosos de la ciudad debido a su gran estado de conservación y la plaza que lo precede.

A pocos metros, el Colegio nacional de José Eusebio Caro y la estatua en su honor nos recuerdan la figura de uno de los poetas más influyentes de Colombia, su arraigo ocañero (antes de su exilio forzoso) y su implicación en la evolución de la política del siglo XX de Colombia.

Pero es en el Parque del 29 de Mayo (en el corazón de la ciudad) donde  se puede contemplar la Ocaña más auténtica. Su apertura y amplitud nos hacen pensar en una plaza moderna, y sin embargo, el trazado del parque data de 1570, cuando se fundó oficialmente la ciudad de Ocaña. Hoy en día, se alza en el centro la columna de la Libertad de los Esclavos (construida por esclavos libertos en 1851).

A un costado de esa misma plaza, la catedral de Santa Ana alumbra a los religiosos y visitantes. Es un monumento portentoso que contribuye a la belleza de la ciudad (al igual que el palacio municipal a escasos metros).

Ocaña es un destino idóneo para cortas estancias. La oferta de restaurantes y de hoteles, así como sus precios realmente asequibles, permite disfrutar de 3 o 4 días llenos de actividades culturales (con el ejemplo de la Casa de la Cultura y su museo) o de las visitas a pueblos cercanos (como La Playa de Belén y Ábrego). 

 

PanoramaCultural.com.co 

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

Cesar, provincia de poetas y del realismo mágico

Cesar, provincia de poetas y del realismo mágico

Quien visita El Cesar queda seducido por un lugar de pueblos mágicos rodeado de serranías, cañaguates, juglares y músicos. Cualquie...

Magangué, la capital de los ríos en Colombia

Magangué, la capital de los ríos en Colombia

  Magangué es un ejemplo de lo accidentada que ha sido la historia del río Magdalena y su aprovechamiento para el comercio del paí...

Tres ejemplos de lo que es un City break

Tres ejemplos de lo que es un City break

El cliché de las vacaciones divertidas al sol, en una playa concurrida, con un grupo de amistades o familiares se está diluyendo. Exi...

El Camino de Santiago: un ejemplo de viaje cultural y espiritual

El Camino de Santiago: un ejemplo de viaje cultural y espiritual

  En las últimas dos décadas, el camino de Santiago en el norte de España se ha popularizado por ser una forma original de concili...

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander

Ocaña, una ciudad de encanto en el Norte de Santander

Rebasando los límites del Cesar, a pocos kilómetros del municipio de Río de Oro, Ocaña nos recibe con una calidez típica del Norte...

Lo más leído

¿Cuál es la función del arte?

Gemma E. Ajenjo Rodríguez | Artes plásticas

La danza contemporánea en Colombia

Vilma Guzmán | Artes escénicas

El fabuloso país del oro

Uriel Ariza-Urbina | Patrimonio

Origen del Festival de la Leyenda Vallenata: un viaje en el tiempo

Simón Martínez Ubárnez | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados