Otras expresiones

La huella de Alfonso López Michelsen en el Cesar

Milagros Oliveros

24/12/2013 - 11:20

 

Tarima Francisco El Hombre en la Plaza Allfonso López En una parranda vallenata inmensa, como esas que le gustaban al ex-presidente Alfonso López Michelsen, en eso se convirtió la conmemoración del Centenario de su Natalicio.

La tarde del 19 de diciembre se llenó de notas de acordeones, interpretadas por niños, jóvenes y adultos, que salieron a las calles de Valledupar con el fin de evocar la memoria de un hombre histórico para el destino del departamento del Cesar.

Los caminos que marcan el recorrido desde el colegio Nacional Loperena hasta la plaza mítica que lleva por nombre el mismo del primer Gobernador que tuvo el Cesar, se engalanaron con la cadencia de ‘El Amor-amor’, aquella canción de parrandas interminables que iba creciendo, simultáneamente, con las fiestas vallenatas de antaño.

El canto popular anónimo de estrofas cosidas con versos picarescos y audaces, que cada quien aumenta según su propia inventiva, le puso ritmo a la marcha de quienes quisieron rendirle un homenaje a López Michelsen, uno de los creadores del Festival de la Leyenda Vallenata.

“Este es el amor-amor

El amor que me divierte

Cuando estoy en la parranda

no me acuerdo de la muerte

Yo le canto esta noche

Con este bonito canto

y dicen que al doctor López

le gustaba el vallenato”

Con versos de este tipo muchos se unieron al desfile donde se recordó a ‘El Pollo’ López, como era popularmente conocido. “No hay expresiones adecuadas para hablar de lo que hizo por esta región, por el Valle de Upar, por el festival vallenato, por nuestro folclor”, manifestó Nafer Durán, Rey Vallenato del año 1976, quien junto a Wilber Mendoza, Rey Vallenato actual, pusieron a sonar sus instrumentos y sus voces mientras el sol vallenato se ocultaba lentamente.

Palabras de afecto y elogios, como las que expresó el Rey Vallenato, no se hicieron esperar. Sus amigos cercanos acudieron al llamado de una significativa celebración para quien tuvo como reto convertir al Cesar en departamento piloto de Colombia.

“En la creación del Festival hubo una conjugación de fuerzas. Alfonso López jugó un papel fundamental. Él recogió la idea y el querer de muchas personas que buscaban hacer importante la idiosincrasia y el legado que habían dejado los campesinos sobre esta tierra”, explicó Rodolfo Molina Araujo, Presidente de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata.

Además, agregó que gracias a su gestión la música vallenata se abrió un espacio en Colombia. “El vallenato conquistó a Alfonso López Michelsen. Fue un hombre que no solamente le dio la importancia a nuestra música, sino que fue un defensor de nuestra región. Creyó en la fuerza del campesino y en la fuerza de la región cesarense. Supo darle el valor a Valledupar y a la música vallenata, la cual dio a conocer en todas las esferas.”, señaló Molina Araujo.

Alfonso Gómez Méndez, Ministro de Justicia, recordó todo lo que significó el Cesar para López Michelsen y lo que para el Cesar significó ‘El Pollo’ López. “Muchas veces me dijo que la mejor época de su vida había sido como Gobernador en el Cesar. Él mantuvo esa conexión todo el tiempo. Yo vine muchas veces con él a Valledupar y me acerqué al vallenato a través de él. López fue uno de los que nacionalizó el vallenato y lo llevó a la fría altiplanicie bogotana”, expresó.

Por su parte, Ernesto Samper Pizano destacó el hecho de que el lugar escogido para el homenaje haya sido el sitio donde López Michelsen lanzó la creación del Cesar. “Es un homenaje muy sentido porque estamos en el corazón de Valledupar. Lo acompañan los juglares de la leyenda vallenata, su familia y todos los amigos de su época”, apuntó el ex presidente de Colombia.

Y es que el sitio para conmemorar el centenario del natalicio de Alfonso López Michelsen no podía haber sido otro sino la Plaza Alfonso López, lugar donde comenzaron las festividades que le han dado reconocimiento a la capital cesarense y que, por supuesto, López Michelsen ayudó a promover con el profundo amor que le tenía al folclor vallenato.

La emblemática tarima ‘Francisco el Hombre’, epicentro del Festival Vallenato, recibió, una vez más, a los acordeones que le han dado gloria a Valledupar desde 1968, año en el que inició la celebración de la leyenda vallenata. El paseo, el son, el merengue y la puya se hicieron presentes en un concierto que se convirtió en serenata.

El Ballet Vallenato, Los Niños de la Escuela de Talento Vallenato Rafael Escalona, ‘Los Juglares Vallenatos’, grupo conformado por leyendas como Chema Ramos, Miguel López y Nafer Durán, el Rey Vallenato Wilber Mendoza y el poeta del vallenato, Gustavo Gutiérrez Cabello, le cantaron a López Michelsen para festejar los cien años de su nacimiento y exaltar la labor que cumplió en la travesía de preservar el vallenato auténtico y defender lo ancestral.

Lazos de amor

Su reconocida, y por él proclamada, condición de descendiente de una matrona vallenata, Rosario Pumarejo de López, madre del también ex presidente Alfonso López Pumarejo, le creó lazos muy grandes de amor por esta tierra que, finalmente, lo llevaron a aceptar el cargo de Gobernador del departamento del Cesar, que le ofreció el Presidente Carlos Lleras Restrepo en 1967, año en que también se creó el Cesar como nuevo ente territorial de Colombia, se fundó el Festival Vallenato y se publicó ‘Cien Años de Soledad’, de Gabriel García Márquez, con quien compartía su amor por la literatura y el vallenato.

Su nieta, María López Castaño, recordó ese afecto que su abuelo sentía por ‘el país vallenato’ y como, desde muy pequeña, conoció la importancia que el Cesar tenía para él. “Son pocos los homenajes tan sentidos como éste. Yo creo que pocas personas han querido a este departamento y a esta ciudad como mi abuelo, y la ciudad y el departamento lo quería de vuelta. El Cesar ocupaba un lugar muy grande en su corazón y aquí hay mucho amor para él. Nos emociona hasta los huesos, se nos llenan los ojos de lágrimas, pues es realmente muy especial estar en esta tierra que queremos tanto, en este lugar en el que crecimos, porque desde pequeños nos traía a Valledupar y nos enseñó la importancia de la cultura vallenata y de destacar las tradiciones regionales”.

La huella indeleble que dejó en esta región de acordeones se refleja en la nacionalización del género, pues fue él quien lo proyectó hasta convertirse en Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Nación y se le reconoce el haber sido la persona que introdujo estos aires musicales en los exigentes círculos sociales e intelectuales del Bogotá de la década del cincuenta.

 

Milagros Oliveros

@MilaKop

Sobre el autor

Milagros Oliveros

Milagros Oliveros

Ágora

Milagros Oliveros Cordoba. Vallenata. Comunicadora Social interesada en la divulgación de la cultura y las artes colombianas, y en la investigación de la compleja relación entre comunicación, cultura y tecnología.

Con el objetivo de ampliar mis conocimientos y descubrirme como comunicadora social y periodista, he trabajado en distintos medios masivos a lo largo de mi carrera, participado en procesos de comunicación para el desarrollo y en proyectos de investigación sobre comunicación y cultura. Este viaje por los diferentes campos de la comunicación me ha servido para confirmar mi pasión por la escritura y la investigación. Veo el periodismo como un género literario y siento que, a través de crónicas, reportajes e historias de vida, muestro el reflejo del mundo a los lectores que, en última instancia, son los que pueden identificarse con mis textos. Eso es lo que me mueve como periodista.

@Milakop

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario

Le puede interesar

 APROCODA, seis lustros inolvidables en Codazzi

APROCODA, seis lustros inolvidables en Codazzi

Liderazgo, transparencia y civismo sostenibles son divisas que encarnan, sin duda alguna, la visión y misión de los últimos treinta ...

Una exposición fotográfica dedicada al río Guatapurí

Una exposición fotográfica dedicada al río Guatapurí

El río Guatapurí es uno de los símbolos más conocidos de Valledupar. Es un lugar de encuentro. Un lugar para el reposo y el paseo. ...

De fiesta la Parroquia de Mariangola

De fiesta la Parroquia de Mariangola

La parroquia de Mariangola prepara la celebración de las fiestas patronales del Santo Cristo, para el próximo viernes, 14 de septiemb...

Cultura ciudadana y plan de desarrollo en Valledupar

Cultura ciudadana y plan de desarrollo en Valledupar

El miércoles 15 de febrero se inició el proceso para la creación de un plan de desarrollo en la ciudad de Valledupar con el lema “...

Tomás Darío Gutiérrez: “Valledupar es la cuna de la libertad”

Tomás Darío Gutiérrez: “Valledupar es la cuna de la libertad”

Todos sabemos que el pueblo que no cuida su historia está confinado a desaparecer. Este lema mil veces repetido puede disolverse entre...

Lo más leído

La historia del sandwich (o sánduche)

José Mendez | Gastronomía

Salud mental y víctimas de la tragedia de Armero

Mónica Fernández | Ocio y sociedad

Valledupar, tu cielo tiene…

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

La independencia de Cartagena

Redacción | Historia

Luis Aguilera, in memoriam

Diógenes Armando Pino Ávila | Opinión

El “ahogao” más diligente

Alberto Muñoz Peñaloza | Opinión

Los colores de la bandera de Colombia

Alberto Cajal | Patrimonio

Síguenos

facebook twitter youtube