Ocio y sociedad

“Todos tenemos un Yo corroncho”: Hernán Villa

Redacción

03/06/2015 - 06:30

 

“Todos tenemos un Yo corroncho”: Hernán Villa

Hernán

Reivindicar una identidad supone enfrentarse a los prejuicios más pesados e arraigados. Y esos prejuicios impregnan a menudo el lenguaje. Un ejemplo que debe ser objeto de interés: la acción de Hernán Villa, también conocido como el “Corroncho” Villa, para que se reconozca el corronchismo como una forma de ser y de pensar profundamente caribeña.

¿Qué significa corroncho? Ésta es la pregunta que marcó el inicio de su ponencia en el IV Encuentro Nacional de Investigadores de la Música Vallenata realizado en Valledupar, y que generó un interesante debate entre representantes del folclor de la costa.

En su mayoría, los diccionarios aluden a la palabra “corroncho” como un “pez ordinario” y, según el diccionario Larousse de la Real Academia de la lengua Española, la misma expresión se refiere a una actitud tosca o ruda.

Hernán Villa fue más allá al decir que ese término fue empleado en contra de los costeños que llegaban a Bogotá en la década de los años 30-40. De ese modo se les tachaba de incultos cuando producían demasiado ruido con su música y no dejaban dormir al vecindario.  

Sin embargo, el significado de la palabra “corroncho” ha cambiado en los últimos años. Según Hernán Villa, habría que asociarla hoy con el término “espontáneo” que va unida a “sincero, franco, abierto, ingenuo, campechano, familiar, inocente, agradable, desenvuelto, sencillo, honesto, simpático y leal”; o al término “jocoso” que también supone otros vínculos con palabras como “bromista, chistoso u ocurrente”.

Este cambio de sentido podría ser el fruto de una concientización y una expresión de libertad. “Todos tenemos un Yo corroncho –manifestó alegremente Hernán Villa–. Los corronchos no estamos aislados, los hay en todas partes. No somos charlatanes y menos vulgares”.

El activismo y la determinación de Hernán Villa le llevó a constituir la Fundación cultural Corronchismo: una organización que pretende dignificar al hombre caribe y sus tradiciones a través de conversatorios, charlas, para que, en un futuro, la Real Academia Colombiana de la Lengua Española de a la palabra “corroncho” una acepción más acorde al uso actual.

En el escenario, “Corroncho” Villa no duda en mostrar su corronchería y, sobre la canción que él mismo compuso hace años (El corroncho, grabada por Alfredo Gutiérrez) baila, brinca y menea las piernas como un loco. Sin reparos por el estilo ni tampoco por lo que le pueda decir la periodista que la acompaña en el escenario (Gina Ruz). Luego, de repente, vuelve a la seriedad como si nada.   

“Salga como le salga, el corroncho se expresa y grita entusiasmado frente a lo desconocido. ¡Carajo, qué cosa buena! ¿Y esta vaina por dónde es?”, explica Corroncho Villa y más adelante concluye: “Sea cual fuere los orígenes de la palabra corroncho, la verdad es que nos sentimos orgullosos de ser costeños, de ser caribes, pues nuestra idiosincrasia cuenta, está llena de colorido, de mar, de montaña, de vallas, de música, de canto, de pintura, de yuca con suero. Está llena de corronchismo”.

 

PanoramaCultural.com.co

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La amistad no es lo que era

La amistad no es lo que era

Por muy sociables que seamos, lo más habitual es que nuestro círculo íntimo de amistades no supere una decena de amigos. No obstante...

Mototaxismo y movilidad: temas ardientes en las redes de Valledupar

Mototaxismo y movilidad: temas ardientes en las redes de Valledupar

El año inicia de la manera más agitada para el municipio de Valledupar, empañando un 465 aniversario que debía pintarse como una ...

Un investigador cesarense de criminología en los círculos científicos de EEUU

Un investigador cesarense de criminología en los círculos científicos de EEUU

En la región es más usual relacionarlo con temas culturales, ambientales o históricos; poco visionan incursiones suyas en otras á...

El pregón cansado de la alegría

El pregón cansado de la alegría

A la media tarde se oye a lo lejos venir el eco: “Alegría, cocada, caballito, enyucadoooo”. Es un pregón añejo y fuerte que pe...

La Jagua de Ibirico recibe nuevas viviendas

La Jagua de Ibirico recibe nuevas viviendas

Pasar de pagar arriendo a vivir en una casa propia, es la historia de 93 familias del corregimiento La Victoria de San Isidro Labrador,...

Lo más leído

El Porro colombiano

Jairo Tapia Tietjen | Música y folclor

El Palo de Cañaguate

Aníbal Martínez Zuleta | Medio ambiente

Costumbres que hacen de Colombia un país único

Verónica Salas | Ocio y sociedad

Ese intruso gato azul

Guillermo Valencia Hernández | Literatura

Grandes poemas sobre la amistad

Redacción | Literatura

Los grandes poetas de la canción vallenata

José Atuesta Mindiola | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados