Artes plásticas

Douglas Mendoza: “El arte no hay que explicarlo”

Johari Gautier Carmona

04/12/2012 - 12:39

 

Douglas Mendoza: “El arte no hay que explicarlo”

Douglas Mendoza Si hay una cosa que aprecio en las entrevistas con los artistas es descubrir el lugar en el que crean o bien sorprenderlos en algún momento de trabajo porque ahí es cuando aparecen los detalles más auténticos y reveladores.

Mi encuentro con Douglas Mendoza, en su paso por la ciudad de Valledupar, confirma esta regla. El artista plástico me recibió en su apartamento, justo cuando afinaba algunos detalles acerca de una escultura que proyecta en la ciudad de Neiva.

Con un papel en la mano y un celular cerca del oído, Douglas se disculpa por la situación, me pide que espere unos segundos y, luego, reinicia de repente su conversación telefónica: “Chucho, tantas veces que hablamos y nunca resolvimos este tema. ¿Cierto?”.

Douglas anota en la hoja los precios de un listado de materiales, dibuja un breve boceto, subraya unas cantidades y, de repente, me mira. Ahora sí, el artista está disponible para la entrevista. Sus rasgos se suavizan y dejan entrever a un hombre reflexivo siempre abierto a visualizar y pensar en los cambios que ha conocido su arte.

Hablamos del arte regional, le menciono algunos artistas, y Douglas reacciona al oír el nombre de Celso Castro. “Es el más grande que ha dado esta tierra –exclama con un repentino fulgor–. Es un incomprendido. Se ha enfrentado a toda una comarca, pero el tiempo lo pondrá en su sitio. Lo suyo es una pasión puramente artística”.

El Douglas Mendoza planificador –del inicio– ha definitivamente dejado paso a otro Douglas: el conversador y apasionado por los conceptos artísticos. “A veces siento que no hay necesidad de dar significado a las cosas”, explica antes de exponer el ejemplo de Picasso y una obra en la que figura un toro (que fue malinterpretada por la crítica).

“El arte es tan universal que cualquiera es libre de interpretarlo a su manera”, añade Douglas. Es algo que nace en un instante y que no tiene porque contener necesariamente un mensaje explicito, social o existencial. Muchas veces es todo lo contrario: una emoción, un instante, un reflejo, una idea inesperada, un impulso.

“El arte no hay que explicarlo –comenta el artista–. El arte hace sentir. Te mueve, te transporta”

Ante un catálogo de algunas obras expuestas, titulado “La algarabía del sol” (y en el que, por cierto, descubro una nota del periodista Ernesto McCausland), Douglas Mendoza me explica los fundamentos de su obra. Lo hace agitando las manos, para apoyar unas palabras que fluyen con facilidad.

“Mi arte tiene un referente muy marcado en el paisaje –explica Douglas–: uno nunca se desliga de donde es, de su niñez, y en mi caso de La Guajira. Pero al final, lo que tomo son las formas, el color y los cuentos de la gente”.

Para mi entrevistado, las palabras son evocadoras de sueños y recuerdos, y en muchas ocasiones su obra consiste en traducir esos recuerdos. Así es como su arte se vuelve más personal, impregnado de sus vivencias y sensaciones. “De nada sirve hacer una representación perfecta si no trasladamos las emociones”, comenta.

Pero lo que más destaca en la obra de Douglas es su convicción –un elemento que él considera esencial–  y la búsqueda de un estilo propio. “Yo antes tenía una obra figurativa –explica–, pero ese arte me generaba vacíos. No estaba contento con lo que hacía. Quedaba con ganas de decir más. Por eso, me adentré en un largo proceso de búsqueda. Escuché mi voz interior”.

Este cambio inició primero con una descomposición de los elementos y las formas, y luego una experimentación con el espectro de colores. Su pintura fue poco a poco adoptando los trazos que hoy le conocemos.

“No buscaba ser diferente –medita el artista–. Buscaba expresarme y en eso me jugué la vida. Hay que tener mucho carácter para eso”.

Ahora, Douglas Mendoza disfruta del camino. Tras doce años en Bogotá (donde es especialmente conocido), y después de haber expuesto en países como Estados Unidos, México, Francia o España, el artista experimenta algo nuevo.

Hace ocho meses empezó a elaborar esculturas. Fue algo inducido por su propio arte pictórico. “Con la escultura busco otro recurso plástico –argumenta Douglas–. Quiero salir de la pintura durante un tiempo. Mi proyecto es encerrarme en mi taller y pasar mis maquetas al aluminio”.

De esta nueva fase surgirán nuevas obras y proyectos que, quizás, veamos expuestos en Valledupar, ciudad con la cual Douglas mantiene un especial cariño. Pero de momento, que se exprese el arte…

 

Johari Gautier Carmona

Sobre el autor

Johari Gautier Carmona

Johari Gautier Carmona

Textos caribeños

Periodista y narrador. Dirige PanoramaCultural.com.co desde su fundación en 2012.

Parisino español (del distrito XV) de herencia antillana. Barcelonés francés (del Guinardó) con fuerte ancla africana. Y, además -como si no fuera poco-: vallenato de adopción.

Escribe sobre culturas, África, viajes, medio ambiente y literatura. Todo lo que, de alguna forma, está ahí y no se deja ver… Autor de "Cuentos históricos del pueblo africano" (Ed. Almuzara, 2010), Del sueño y sus pesadillas (Atmósfera Literaria, 2015) y "El Rey del mambo" (Ed. Irreverentes, 2009). 

@JohariGautier

0 Comentarios


Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

“El artista debe pintar con el alma”: Baldot

“El artista debe pintar con el alma”: Baldot

  Aprovechando la celebración de los carnavales en la Costa Caribe colombiana, se presentó en el auditorio ‘Leandro Díaz’ de...

Un paisaje poético que trasciende lo visual

Un paisaje poético que trasciende lo visual

Cuando alguien evoca el Caribe, lo más común es que visualice mar, playas, palmeras mecidas por la brisa, sol, arena, color; pero r...

“Cada artista tiene una manera particular de expresar su mirada”

“Cada artista tiene una manera particular de expresar su mirada”

La exposición “Miradas e instantes”, inaugurada en la Alianza Francesa de Valledupar, evidencia el trabajo artístico de nuevas ge...

Juan Miguel Castro y la emoción de unos “Diálogos”

Juan Miguel Castro y la emoción de unos “Diálogos”

Con sólo 13 años, y ya dueño de una gran técnica, Juan Miguel José Castro Pepín irrumpe en el mundo del arte con una exposición ...

Los trazos de ocho pintores cesarenses relucen en Barranquilla

Los trazos de ocho pintores cesarenses relucen en Barranquilla

En la galería ‘La Escuela’ de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico se presentó la exposición ‘Línea...

Lo más leído

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados